Daniel Garibay
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco 18-Oct .- Decenas de luces robóticas iluminaron de todos colores el interior del Auditorio Telmex, donde anoche Demi Lovato armó tremenda fiesta, que parecía una noche de antro, pues la chaviza, que fue mayoría, no dejó de bailar, saltar y cantar con la ex estrella de Disney.
Todo pasó muy rápido. El concierto, que es parte de su gira internacional “Future Now”, duró poco más de 70 minutos, pero fueron suficientes para dejar exhausta a una audiencia que simplemente se dejó llevar con el ritmo contagioso de la chica de 24 años.
“¡Demi, Demi, Demi!” se escuchó fuerte, después de las 20:40 horas cuando la ahora rubia apareció para provocar la euforia de unas 7 mil 500 personas con temas como “Confident”, “Heart Attack” y “Neon Lights”, en las que destellos de color verde, rosa y amarillo que iluminaron a los asistentes.
“Guadalajara, ¿cómo estás?”, preguntó Demi en español y después siguió su discurso en inglés, “estoy emocionada de estar aquí con ustedes. Espero que tengan una gran noche que no puedan olvidar”.
En “Fire Starter” tocó las manos de algunos de los fans que estuvieron en la primera fila, eso sí, siempre estuvo resguardada por seguridad privada, desde su arribo a la Ciudad, en los meet and greet como en el mismo concierto.
Todos gritaron en “Wildfire” y en “My Love Is Like a Star” gran parte del público alzó sus brazos, a petición de la cantante, y con celular encendido simularon una lluvia de estrellas, y antes de “Fix a Heart”, que cantó de manera acústica, gritó “te amo” a un chico que le manifestó su amor desde su asiento.
Al volver al escenario, entregó “Skyscraper”, en la que todos unieron sus manos para hacer la forma de corazón, y en “Cool for the Summer” permitió que uno de sus fans tocara sus piernas, culminando con la ovación del público.