CIUDAD DE MÉXICO.- Tras un exitoso reencuentro de casi dos años, Jeans desaparece. Pero Karla, Angie, Regina y Melissa continuarán en la escena musical, para beneplácito de sus fans, como JNS.
“Siempre quisimos meter nuestra cuchara, un poquito, y no sabíamos por dónde y tampoco nos dejaban mucho opinar. Ahora ya tenemos la oportunidad, sobre todo, por el cambio del nombre: es nuestro producto, nuestro grupo, una nueva etapa.
“Definitivamente, está buenísimo opinar en tu trabajo, decir qué quieres, cómo quieres verte, qué quieres que se vea y cómo quieres que sea tu espectáculo. Estamos mucho más plenas que antes”, comentó Regina.
En 1996, el grupo fue creado por Alejandro Sirvent. Su nuevo mánager, Ari Borovoy, negoció con el dueño de los derechos del nombre su utilización para la nueva etapa.
Ahora, las chicas y su representante han decidido crear un título propio con el que puedan seguir trabajando sin tener que pagar nada.
“Se escribe y se dice JNS. Somos nosotras cuatro, vamos a seguir cantando los temas de Jeans: todo va a seguir igual. Sólo empieza una nueva etapa, vienen cosas bien padres y que nadie se preocupe”, explicó Melissa.
“Ari lo dice muy bien. El otro día lo escuchamos en una entrevista, hablando de nosotras, y dijo: ‘en vez de estar rentando el departamento, lo vamos a comprar'”, agregó Angie.
La intérprete de “Dime Que Me Amas” aseguró que es difícil ser empresaria y mamá, pues por llevar las riendas de su negocio está intranquila por no estar al lado de su hijo.
“Ha sido todo un tema. Altibajos de emociones y muy nuevo. Todas las mamás que nos ven, leen y escuchan se deben de sentir igual, con cualquier tipo de trabajo, cuando dejas a tu hijo en la guardería, con la abuela o la nana.
“Siempre está un poquito de culpa, angustia y emociones encontradas, pero creo que una mamá contenta, realizada, es una mejor mamá para dar una mejor educación a un niño. Mientras estemos felices, felicidad les vamos a dar”, enfatizó.
En esta nueva faceta, que llegará el jueves por tercera ocasión al Auditorio Nacional, su público se ha mostrado leal. Quienes crecieron con su música y hasta los que la están descubriendo por primera vez.
Eso motiva mucho a las integrantes. Sobre todo descubrir un gran apoyo por parte de la comunidad gay.
“Son los mismos fans los de antes y ahorita, más nuevos. Pero consideramos que salieron del clóset y eso hace la diferencia de que se noten más.
“Todos se nos acercan, mujeres, hombres, homosexuales o heterosexuales, y nos dicen: ‘tú canción estuvo en mi fiesta de 15’, o ‘con ésa fue mi primer beso’. No importa la preferencia sexual. Acompañamos a una generación”, sostuvo Angie. (Manuel Tejeda/Agencia Reforma)