David Loji Agencia Reforma

PARÍS, Francia.- La carrera hacia el futuro se está acelerando y en el Salón del Automóvil de París quedó claro que la eficiencia es una prioridad.
Hasta los deportivos y exóticos que hicieron su debut en este magno muestran mayor respeto por el medio ambiente.
El exótico convertible LaFerrari Aperta, cuyo debut se hizo en París, tiene tren motriz híbrido; es una demostración de que la Dolce Vita puede ser a la vez ecológica.
Porsche presentó la versión híbrida del rediseño de su deportivo ejecutivo Panamera, llamada 4 E-Hybrid.
Los fabricantes elevaron sus apuestas en materia de eléctricos y Volkswagen puso énfasis en su nueva estrategia de autos impulsados por energía eléctrica.
“El futuro es eléctrico; no obstante, los trenes motrices clásicos seguirán teniendo importancia clave por al menos dos décadas”, señaló Matthias Müller, CEO del Grupo Volkswagen.
VW reveló en París el I.D. Conceptual que será muy importante para la compañía alemana pues es eléctrico y se tiene previsto que esté a la venta en el 2020.
Mercedes-Benz lanzó en el evento su nueva submarca EQ de modelos eléctricos, que para el 2025 tiene previsto tener a la venta 10 modelos.
La marca Smart presentó la gama ED eléctrica de sus modelos Fortwo y Forfour.
Por otra parte, se pudo constatar que el apetito a nivel mundial por camionetas no está satisfecho todavía.
Land Rover presentó su nueva Discovery, que es más aerodinámica y eficiente que el modelo anterior, pero sin sacrificar capacidad todoterreno.
La nueva generación de la Audi Q5 hizo su debut en París y tiene la distinción de que se producirá en México.
Peugeot reforzó su gama de camionetas al presentar las nuevas 3008 y 5008; Renault tuvo el debut europeo de la nueva Koleos y la nueva monovolumen Grand Scénic.
También se realizó el lanzamiento de autos pequeños como el nuevo Kia Río y el rediseño del Nissan Micra.
El Salón del Automóvil de París 2016 abrió sus puertas al público el sábado pasado y finaliza el 16 de octubre.