Silvia Guerra

El hombre en nuestros días, está cada vez más preocupado por su apariencia y su imagen integral, por lo que está desde hace tiempo, enganchado también en las tendencias de la moda. Actualmente se está tendiendo a lo tradicional y “Old fashion”. Por esto mismo, es que está volviendo la moda de utilizar los botonier.

El botonier es una ornamentación floral utilizada por hombres y que consiste generalmente en una sola flor o un limitado ramillete floral. La palabra proviene del vocablo francés boutonnière, que significa: Ojal.

 

Se utiliza generalmente para dar un toque de distinción al saco o blazer que se porte. Originalmente se utilizaba solamente para eventos formales y especiales como: matrimonios, funerales, despedidas y quince años, entre otros. Pero lo que es una realidad, es que la única regla para ellos, es que no necesitas ninguna ocasión especial para usarlos.

Muchos hombres ni si quiera toman en cuenta la idea de utilizar una flor en el ojal por considerarlo femenino. Esto no puede estar más alejado de la realidad. Muchos hombres de estado, guerreros y poetas han utilizado el botonier por más de un milenio. Así que lo único que se necesita, es animarse a romper con las falsas ideas y estereotipos, para animarse a ser más un hombre “trendy”.

 

El botonier se porta en la solapa izquierda del saco (la izquierda de la persona que lo porta). Siempre está colocado por encima del corazón y si es una flor natural, debe ir en el ojal de la solapa diseñado para este motivo. Si la flor es natural, se recomienda que el ojal tenga de 2.5 a 3.5 cm de apertura, aunque ya casi ningún saco tiene un ojal de solapa funcional. Por tal motivo, es que están muy de moda los botoniers de flor artificial, con alfiler incluido para que no sea problema el poder portarlos.

Para portarlo, procura que la flor vaya de acuerdo a la ocasión. Si vas a un evento formal, una flor blanca o roja podrá hacer el truco. Si la ocasión es menos formal, la flor podrá ser más colorida o exótica si es tu gusto. De preferencia, procura que el botonier combine adecuadamente con lo que llevas puesto en cuanto a colores para que no se vuelva un elemento distractor. Si tienes duda, utiliza el blanco, con él nunca te equivocarás. Está permitido utilizar pañuelo y botonier al mismo tiempo pero, muy seguramente el pañuelo saldrá sobrando de la imagen final. Lo importante es generar un balance. Ten cuidado que la flor guarde una correcta proporción para que no acabe siendo la protagonista del atuendo.

 

¡Anímate y ponte a la moda!

El Poder de tu Imagen.

silvia@consultoriadeimagen.com.mx