CDMX.- Juan Gabriel pudo haber dejado varios pendientes en su carrera, menos su deuda con el SAT (Servicio de Administración Tributaria).
El cantante no aparece en la lista negra de deudores porque llegó a un acuerdo con las autoridades fiscales para pagarles, en abonos, varios millones que no declaró por concepto de impuestos hace varios años.
No se sabe más del acuerdo porque el SAT se apega al secreto fiscal, pero lo que haya quedado pendiente por pagar, tendrá que asumirlo el albacea.
En 2005 se dio a conocer que entre 1989 y 2000 el Divo de Juárez declaró al fisco menos de lo que realmente ganó por sus presentaciones dentro y fuera de México.
De acuerdo con fuentes, Juan Gabriel debió pagar por ese lapso de tiempo, impuestos de alrededor de 70 millones, pero sólo cubrió 30 millones y quedó a deber 40. No obstante, por multas y recargos, la suma se elevó a 100 millones de pesos. (Staff/Agencia Reforma)