El pasado fin de semana consumaron jugoso boquetazo a una tienda departamental. Para variar, otra vez en zona oriente de la ciudad. Se llevaron botín estimado en la cantidad de 700 mil pesos.
En esta ocasión, el boquete no lo abrieron en una pared, sino en el techo. Levantaron lámina e ingresaron. Cargaron con prácticamente toda la existencia de celulares y perfumería. Se presume que salieron por donde entraron, y nadie los vio.
Los empleados llegaron a temprana hora de la mañana con el fin de iniciar labores; al entrar a la tienda ubicada en Villas de Nuestra Señora de la Asunción, pronto se dieron cuenta de que en las áreas de celulares y perfumes no sólo había desorden sino que también estaban vacías.
Lo más pronto posible dieron parte a los directivos de la tienda y a las autoridades. Revisaron la tienda para determinar por dónde ingresaron los ladrones y cuando vieron hacia el techo, el misterio quedó aclarado. Presumen que el atraco lo consumaron en el transcurso de la noche. Como ya se mencionó, nadie los vio y tampoco fueron delatados por el sistema de alarma.
Ahora la autoridad ministerial intentará aclarar el ilícito mediante investigaciones.