CDMX.- En mayo pasado, Adrián González decidió hospedarse en otro hotel y no donde su equipo Dodgers había rentado en una visita a Chicago, el motivo: el edificio es de Donald Trump.

Y la semana pasada que Dodgers visitó nuevamente la Ciudad de los Vientos, la organización angelina decidió hospedarse en otro hotel cuyo propietario no fuera Trump.

El ahora candidato presidencial de Estados Unidos ha intensificado sus argumentos políticos contra los inmigrantes, en especial ante los mexicanos y musulmanes, lo que le ha acarreado enemigos.

“No me quedaré ahí, tengo mis razones”, fue lo que dijo el jonronero de los Dodgers en mayo al rechazar una habitación en la propiedad de Trump.

El domingo, “El Titán” González pegó el jonrón del triunfo para que el cuadro angelino empatara la Serie 1-1 frente a los Cachorros y hoy vuelven a la actividad pero en casa de Dodgers.

La semana pasada en su visita a Chicago (en un hotel ajeno al candidato), el mexicano desistió de comentar sobre el tema.

“Estamos aquí para jugar beisbol, no para hablar de política”, apuntó.

No es la primera vez que el toletero se manifiesta en contra de medidas raciales en EU, pues en 2010 se opuso a la Ley SB1070 de Arizona que faculta a los Policías a detener a cualquier persona sospechosa de estar ilegalmente en el País.

“Es inmoral”, declaró González aquella ocasión al diario San Diego Union-Tribune.

“Están violando los derechos humanos. En cierto modo, va en contra de la forma en que se construyó este país. Es discriminación”. (Staff/Agencia Reforma)