Jesús Guerrero, Virgilio Sánchez y Adán García
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 20-May .- Luego de que la Secretaría de Educación dio a conocer el despido de más de 3 mil maestros faltistas, profesores disidentes arremetieron ayer con bloqueos y marchas en Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán.
En Chilpancingo, docentes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (Ceteg) marcharon sobre la Autopista del Sol y cerraron dos sucursales bancarias de la zona centro.
En el quinto día de movilizaciones irrumpieron en las oficinas de correos, de donde sustrajeron y quemaron varios sobres con las notificaciones que mandó la Secretaría de Educación a los profesores que no se presentaron a la evaluación de desempeño.
En Zihuatanejo, desalojaron tres oficinas de la Secretaría de Educación de Guerrero.
“Seguramente, en esta lista que dio a conocer (el titular de la SEP, Aurelio) Nuño, estamos muchos de los dirigentes del movimiento, pero eso no nos intimida y, ante esa medida de represión, vamos a intensificar nuestro paro de labores a partir de la próxima semana”, advirtió Carlos Botello, miembro de la Comisión Política de la Ceteg, que dirige Reyes Ramos.
Informó que el próximo miércoles harán una marcha estatal y que el jueves participarán en una movilización junto con padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa, a 20 meses de su desaparición.
En Oaxaca, integrantes de la sección 22 se manifestaron en las oficinas del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) en demanda de mesas de negociación.
La asamblea permanente determinó mantener la movilización en las calles y el plantón en el Zócalo de la ciudad, a pesar del anuncio de despido.
En tanto, maestros disidentes bloquearon estaciones de radio en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Pedro Gómez Bahamaca, integrante de la Dirección Política de la Sección 7, aseguró que extenderán su paro de labores en la entidad.
En Michoacán, los maestros de la CNTE tomaron la caseta de peaje en la autopista Zitácuaro-Lengua de Vaca.
Sobre los maestros que por segunda vez no acudieron a presentar su prueba de desempeño el jueves, el Gobernador Silvano Aureoles informó que tendrán una nueva oportunidad.
“Integrantes de la CNTE bloquearon los accesos a Morelia, con lo que impidieron que docentes interesados en participar en la jornada de evaluación pudieran lograrlo. Ante ello, el Gobierno del estado y la SEP definirán las estrategias correspondientes para que puedan ejercer su derecho a la evaluación”, dijo.
Y es que de 5 mil 295 maestros y directivos convocados para hacer el examen, sólo llegaron 745. Dicha cifra significa menos del 14 por ciento de participación.