CDMX.- El contrato de cinco años que tiene el GP de México está seguro ante el alza del dólar.

Los organizadores del evento automovilístico lo escudaron con cláusulas ante cualquier volatilidad de la moneda estadounidense para no sufrir el impacto.

“Contratos como los de Fórmula Uno son contratos multianuales, son contratos que están muy bien trabajados y que prevén muchas situaciones. Incluso de 2015 a 2016 vimos el efecto del dólar en México, el cual no se vio reflejado en el costo de los boletos, de hecho se mantuvieron los precios y fuera de eso se abrió el abanico de opciones.

“Los contratos tienen ciertas previsiones, luego llegan este tipo de situaciones en el tercer o cuarto año y si no lo tuvieras (las previsiones) es donde entra el hubiera y no existe, prevemos este tipo de situaciones para poder garantizar el éxito del evento a lo largo de los cinco años, año con año”, comentó Rodrigo Sánchez, director de mercadotecnia del GP tricolor.

En la primera edición de la carrera efectuada en el Autódromo Hermanos Rodríguez los costos de las localidades oscilaron entre mil 500 pesos para la admisión general hasta los 18 mil 750 pesos en la grada principal, precios que se mantienen para la segunda edición que se celebrará el 30 de octubre.

“El evento se volvió más accesible de lo que era el año pasado, estas situaciones se prevén y llevan una labor de organización y de planeación a la hora de elaborar el proyecto, sabemos que son cosas que están fuera del control de mucha gente”, agregó.

El tipo de cambio beneficiará a muchos aficionados extranjeros al automovilismo por el valor del dólar frente a la moneda nacional.

En este sentido, la venta de boletos del Gran Premio de México va en un 93% a semanas de su celebración en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

A Federico González Compeán, director general del GP de México, no le sorprendió que para la segunda edición del evento automovilístico las entradas no se vendieran tan rápido como el año pasado, luego del regreso de la Fórmula Uno al país después de más de dos décadas.

El directivo deseó que, este año, “Checo” Pérez suba al podio el próximo 30 de octubre.

“Me encantaría, sería increíble, sería lo máximo”, agregó. (Yarek Gayosso/Agencia Reforma)