Por FRANCISCO VARGAS M.

En el aula “Antonio Bienvenida” de la Plaza Las Ventas de Madrid, se presentó el libro conmemorativo de más de tres décadas de existencia de Bibliófilos Taurinos de México, evento que ha constituido un hecho memorable para esta distinguida asociación mexicana, para el público asistente que abarrotó la sala, y para los propios integrantes de la mesa presidida por don Jorge Espinosa de los Monteros, bibliófilo al que le fue encomendada por sus compatriotas mexicanos esta loable misión de hacer historia y confirmar en la Monumental de Las Ventas.

El señor Espinosa de los Monteros, en su condición de bibliófilo, preside a su vez el Capítulo de México del Círculo Taurino Amigos de la Dinastía Bienvenida arraigado en la prestigiosa asociación bibliófila, y ha coordinado con la casa matriz en Madrid la organización de este evento cultural taurino, con la colaboración del Centro de AA.TT. de la Comunidad de Madrid.

Ante un público muy representativo de distintos sectores nacionales e internacionales integrado por conocidos personajes y excelsas personalidades del mundo del toro y de la cultura taurómaca, Juan Lamarca presentó y moderó este acto como dirigente del Círculo Bienvenida, comenzando por disculpar la ausencia de Miguel Mejías “Bienvenida”, por causa de celebrar en la plaza central de la ciudad de Valladolid una clase de toreo para la infancia.

Lamentó la inasistencia del presidente del Círculo Bienvenida, don Fernando Claramunt, por motivo luctuoso del fallecimiento de su hija Ana.

Abierta la sesión, Juan Lamarca dio la agradecida acogida a los presentes, resaltando la naturaleza de Bibliófilos Taurinos de México, su fecunda trayectoria en treinta y dos años, con intensa actividad que incluye la organización de numerosos ciclos de conferencias, orientados a la difusión y valoración de la fiesta, así como la publicación de 35 libros considerados ya como clásicos de la literatura taurina mexicana, así como diversos anuarios y agendas y una creciente colección de publicaciones de divulgación taurina bajo el título genérico de “Lecturas Taurinas”, que a la fecha ha sumado ya 70 títulos.

Cedió la palabra a don Federico Arnás, director de “Tendido Cero” de TVE, que resaltó, con su cualificado estilo periodístico, los altos valores que contiene esta obra a través de los artículo de sus coautores y de los personajes de la literatura taurina entre ellos, uno de los más valorados, como lo fue Pepe Alameda.

No podía faltar en esta obra, “El Toreo entre Libros”, la firma de un miembro de Unión de Bibliófilos Taurinos de España, don José María Sotomayor, donde ensalza la mítica figura de la “voz del toro y deporte”, el legendario don Matías Prats.

De grata y honda impresión resultó la novedosa intervención de don Jorge F. Hernández, presentado muy acertadamente por Juan Lamarca como un intelectual mexicano amante del toro y beligerante en su defensa, añadiendo que se trata de un prolífico columnista y escritor, en el ensayo, cuento, novela, y colaborador del diario El País.

El señor Hernández desnudó al movimiento anti-taurino por ayuno de razones y sin embargo avanzando, e ironizó sobre y mundo de toro porque estando cargado de ellas no sabe dar respuesta a aquellos, sufriendo además su acoso e intento de derribo.

Su clara posición en defensa de los toros la mantiene, entre otras razones, por estimarla como una grandiosa expresión cultural perseguida por ser marcadamente española.

La valiosa aportación de este escritor mexicano a este magnífico libro que se presenta, consiste en un delicioso prólogo bajo el título de “Leer es torear”, donde realiza una estupenda analogía entre el toreo y la escritura.

El moderador, Juan Lamarca, destacó la alta significación que supone la asistencia a este acto del Ministro Consular de México en España, don Alejandro Córdova Tello, en nombre de la Embajadora, doña Roberta Lajous, mostrando a su vez su satisfacción personal por este evento que vuelve a poner de manifiesto el lazo de unión, entre españoles y mexicanos, a través de la cultura taurina derivada de una fiesta común que imprime carácter identitario basada en el toro.

Don Juan Lamarca no dejó pasar por alto la presencia de un personaje ilustre, el periodista y escritor venezolano, don Víctor José López “El Vito”, al que presentó debidamente e invitó a ocupar un sitio en la mesa y rogando su intervención.

Una vez más durante esta feria de San Isidro que llega a su recta final, El Vito ha emergido brillante y pujante para defender los valores de la fiesta, y expresar su inquietud política y social ante la preocupante situación de su Venezuela querida, robada y aplastada por el chavismo imperante que también amenaza a la fiesta y su propia existencia.

Emotiva fue la disertación del bibliófilo mexicano, don Jorge Espinosa de los Monteros, expresando su orgulloso contento por el acto que estaba protagonizando derivado de la encomienda de parte de su agrupación, y sin dejar de recordar a sus fundadores y egregios socios, y muy especialmente a los hermanos Luis y Humberto Ruiz Quiroz.

Tras sus sentidas palabras de gratitud explicó la razón de ser y finalidad de la obra presentada, y desmenuzó en lo esencial su jugoso contenido escrito por distintos coautores realizan reseñas de 35 libros con temática taurina, que ellos mismos han seleccionado mediante diferentes criterios

Con este libro, dijo, Bibliófilos Taurinos de México pretende, desde su trinchera, reafirmar que la tauromaquia es una fuente inagotable de cultura, e inculcar la literatura taurina a cualquier persona que se interese en conocer las obras que son reseñadas en este trabajo.

El señor Espinosa de los Monteros culminó contagiando su emoción a los asistentes y proclamando. ¡Viva la Fiesta! ¡Viva México! ¡Viva a España! ante una cerrada ovación, y Juan Lamarca remató exclamando ¡Viva Venezuela! Unos días antes de la presentación, El Rey Juan Carlos con el libro en sus manos. (pacovargas_@hotmail.com)