Silvia Garduño
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 14-Ago .- Alrededor de un millón 136 mil jóvenes mexicanos radicados en Estados Unidos son elegibles para ser beneficiarios del Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés). De ellos, casi la mitad han sido aceptados.
De acuerdo con un reporte del Migration Policy Institute (MPI), 822 mil connacionales cumplen con todos los requisitos de DACA, por lo que se les considera “inmediatamente elegibles” para quedar a salvo, temporalmente, de la deportación.
Dichos requisitos son que sean mayores de 15 años, que llegaron a EU antes de cumplir 16 y antes del 15 de junio de 2012, tienen cinco años de residencia en ese país y cuentan con un diploma de secundaria o equivalente.
Según el MPI, 634 mil mexicanos han solicitado su ingreso al programa, es decir, 77 por ciento de los inmediatamente elegibles.
Hasta ahora, 89 por ciento de las solicitudes han sido aprobadas. Con ello, 569 mil jóvenes mexicanos se encuentran protegidos provisionalmente contra la deportación.
Los mexicanos representan el 66 por ciento del total de posibles beneficiarios del Programa DACA, que asciende a un millón 705 mil.
En 2012, el Presidente Barack Obama decretó la entrada en vigor de DACA para diferir la deportación de aquellos migrantes indocumentados que hubieran llegado a EU siendo menores de edad.
Según el MPI, gracias a esta medida, 728 mil jóvenes de diferentes nacionalidades han sido beneficiados.
Cuando Obama decretó dos nuevas órdenes ejecutivas en 2014, la primera para expandir DACA y la segunda para favorecer a los padres de los jóvenes indocumentados, la mitad de los estados de EU demandaron al Ejecutivo, lo que suspendió la entrada en vigor de las medidas.
En junio, la Corte Suprema no pudo resolver el asunto, pues la votación terminó en empate, de manera tal que lo único que permanece vigente es el DACA original de 2012.
En su reporte, el MPI alerta sobre la posible terminación de DACA si el candidato republicano Donald Trump gana las elecciones de noviembre.
“Una futura administración tiene discreción para continuar, suspender o modificar el programa. En enero de 2017 el nuevo Presidente tomará posesión. La candidata demócrata Hillary Clinton ha prometido preservar DACA si resulta electa, mientras que el candidato republicano Donald Trump ha prometido terminar el programa”, indica.
Aunque DACA no contempla un camino hacia la residencia permanente ni confiere estatus legal, destaca el reporte, se ha empezado a documentar que sus beneficios primarios, que son la protección contra la deportación y la autorización para trabajar, han incrementado las oportunidades económicas y sociales de los beneficiarios.
El organismo estima que entre 2016 y 2022, unos 228 mil jóvenes más cumplirán los requisitos de edad para ingresar al programa, con lo que el universo potencial total asciende a 1.9 millones de personas.