La apertura de quirófanos para realizar cirugías en fin de semana en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ha beneficiado ya, a más de 100 aguascalentenses cada mes, lo que hace un total acumulado de 220 procedimientos en los últimos ocho fines de semana, reportó la delegación del IMSS en el estado.
Para ello, se dispuso de equipos quirúrgicos altamente capacitados en las áreas de anestesiología, enfermería quirúrgica, cirugía general y en especialidades como oftalmología, traumatología y ortopedia, angiología, gastroenterología y ginecología, entre las de mayor demanda. Esta medida forma parte de la estrategia para fortalecer la atención médica, instruida por el director general del IMSS, Mikel Arriola Peñalosa.
Con el mismo objetivo, un equipo interdisciplinario de salud, revisa el expediente de cada paciente programado para cirugía, a fin de garantizar en tiempo y forma, sus condiciones médicas y la disponibilidad de instrumental, tecnología y material quirúrgico acorde a las necesidades de cada caso.
Desde su puesta en marcha, esta línea de acción del Decálogo de mejora; ha logrado la realización de un promedio de 30 procedimientos por fin de semana, lo que a la fecha hace un total de 220 cirugías. Esta cifra suma alrededor de 2 mil cirugías mensuales, que se realizan de manera programada o urgente de lunes a viernes.
Tras la revisión que realiza diariamente al uso que se da al tiempo quirúrgico en los Hospitales Generales de Zona (HGZ) No. 1 y 2, el delegado estatal, Diego Martínez Parra, reiteró: “Una de las líneas estratégicas del Decálogo para mejorar la calidad y oportunidad de los servicios, instruida por nuestro director general, Mikel Arriola Peñalosa; es optimizar el uso de los quirófanos de los hospitales… razón por la que diariamente se supervisa el inicio puntual de cada cirugía y ahora también, la debida programación de procedimientos en sábado y domingo”.
Estimó que este incremento en la productividad quirúrgica ya produjo una reducción gradual en el tiempo de espera -desde el momento en que el médico solicita la cirugía hasta el ingreso del paciente al quirófano-.