Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 15-May .- El Gobierno de Coahuila, a cargo del priista Rubén Moreira, otorgó dos contratos de asesorías por un millón 800 mil pesos a una asociación civil que encabeza el ex presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Raúl Plascencia.
El primero de los contratos fue celebrado el 2 de julio de 2015, siete meses después de que Plascencia dejó el cargo de ombudsman nacional y antes de que se cumpliera el plazo de un año de restricción que le impone la ley para obtener un beneficio derivado del cargo que ostentó.
La Ley de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos establece que todo funcionario deberá abstenerse de percibir algún beneficio de persona física o moral con quien haya tenido una relación durante su cargo, hasta un año después de haberlo dejado.
Los contratos fueron signados por la Procuraduría de Justicia de Coahuila con el Instituto Iberoamericano de Justicia, que preside Plascencia y que representa quien fue su oficial mayor en la CNDH, Jesús Eugenio Uriostegui.
El propósito es que ese instituto haga un “Análisis de las cosas específicas para desarrollar mejores prácticas en la impartición de justicia”.
De acuerdo con las cláusulas establecidas, el primer contrato comprendió del 2 de julio al 31 de diciembre de 2015 y el segundo fue del 18 de enero al 18 de julio.
En ambos casos se pactó que los pagos fueran de hasta 150 mil pesos mensuales más IVA, lo que da un total de un millón 800 mil pesos antes de impuestos.
Durante su paso como titular de la CNDH, Plascencia tuvo una gran cercanía con Moreira.
Por ejemplo, el 5 de diciembre de 2013, el Mandatario le entregó la medalla al mérito universitario. Además, la Universidad Autónoma de Coahuila lo nombró Doctor Honoris Causa.
Unos meses después, en septiembre de 2014, al atestiguar un debate sobre derechos humanos en Saltillo, el ex titular de la CNDH alabó a su anfitrión.
“Porque lo he dicho y lo he reiterado: en el Gobernador Rubén Moreira tenemos a un servidor público comprometido con el tema de los derechos humanos, un Gobernador que impulsa el conocimiento, la difusión, y, sin duda, también, se compromete con la observancia de los derechos humanos”, expresó Plascencia.
A pesar de la grave crisis de inseguridad que ha sufrido Coahuila en los últimos años, durante el paso de Raúl Plascencia por la CNDH –de 2009 a 2014– no se emitió ninguna recomendación que implicara a las autoridades estatales, como sí lo hizo en el caso de 27 gobiernos estatales.
De las 10 recomendaciones que emitió la CNDH por casos de desapariciones, en ninguna de ellas se incluyó a Coahuila.
Ello, pese al asedio que Los Zetas realizó en contra de la población y al que se le atribuyó, en versiones de prensa, haber desaparecido a alrededor de 300 personas del poblado de Allende en marzo de 2011.