El día más esperado en la vida de María Isabel Trancoso Sánchez y Carlos Acosta Padilla, finalmente llegó y por tal motivo, arribaron a la capilla de Santa Elena de la Cruz par contraer nupcias.
El novio, con el acompañamiento de sus padres, Victoriano Acosta y Blanca Esthela Padilla Romo, llegó al altar de la iglesia para permanecer en la espera de su futura esposa, mientras que ella hizo su triunfal entrada al final del cortejo nupcial, al lado de sus papás, Victorino Trancoso Valdivia y María Gloria Sánchez Montes.
Asimismo, durante la ceremonia, destacó la presencia de sus padrinos de velación, lazo, y anillos, como testigos de este enlace matrimonial entre esta hermosa pareja.
Uno de los momentos más sublimes de la ceremonia, fue cuando los contrayentes se profesaron el uno al otro las promesas indisolubles de fidelidad, respeto y amor que durante toda su vida cumplirán, pacto que fue sellado con la bendición de Dios.
El sacerdote oficiante recomendó a los nuevos esposos, continuar cultivando el amor y el respeto a fin de mantener viva su relación. Asimismo, les procuró toda clase de bendiciones para que su hogar siempre permanezca fuerte y que puedan recibir los hijos que el Creador les envíe.
Y para celebrar a los recién casados, fue preparada una emotiva recepción a la que acudieron sus seres queridos, quienes como muestra de cariño felicitaron a los felices esposos y desearon para ellos una vida llena de interminable felicidad.