Bello momento

La capilla San Juan Pablo II abrió sus puertas para recibir en su altar a la pequeña Itzel Guadalupe Moreno Rivera, quien se preparó en el catecismo para ser merecedora a la primera comunión.
Con gran alegría, la niña arribó hasta la Casa de Dios, acompañada de sus papás: Rocío Rivera y Enrique Moreno, además contó con la presencia de sus padrinos: Iván Eduardo Rivera y Diana de Rivera.
Al transcurso de la ceremonia, Itzel Guadalupe escuchó con atención las palabras del sacerdote oficiante, quien explicó la importancia de acercarse a Dios, mediante el sacramento de la comunión.
Aseguró que una vez recibidos la hostia y el vino sacramental, Jesús entrará a su corazón, convirtiéndose en su amigo inseparable.
Sin duda, el momento más emotivo fue cuando la pequeña se arrodilló frente a la imagen del Creador para recibir la primera comunión y así compartir una hermosa vivencia con sus seres queridos.
Al final, elevó sus oraciones agradeciendo al Todopoderoso por los favores recibidos en tan especial celebración.
Más tarde, la familia Moreno Rivera ofreció cálido convivio en honor a la neocomulgante, mismo que fue enmarcado por el hermoso Jardín Campestre.