Al Templo Cuerpo de Cristo arribó la pequeña Karol Paulina Reyes Chong, quien después de prepararse en el catecismo, fue merecedora a la primera comunión.
Presentes en la ceremonia sacramental, estuvieron sus papás, Marte Alejandro Reyes Carrizales y Luz María Chong de Reyes, quienes se mostraron orgullosos al poder presenciar tan especial acontecimiento en la vida de su hija.
Asimismo, la neocomulgante contó con la presencia de la señorita Luz Elena Anaya Chong, quien fungió como su madrina.
Durante la ceremonia, el ministro de la Iglesia dirigió emotivo mensaje a Karol Paulina, mediante el cual citó hermosos pasajes bíblicos para mayor entendimiento de los sacramentos de la Santa Iglesia.
Aseguró, también, que mediante la comunión, Jesús entra al corazón de quien lo recibe a través del vino y la hostia, que son símbolo del Cuerpo y la Sangre de Cristo, respectivamente.
Sin duda, el momento más emotivo fue cuando la pequeña se postró frente a la imagen del Creador para recibir por primera vez la comunión, al mismo tiempo que elevó sus oraciones para manifestar su gratitud al Todopoderoso.
Al final, el sacerdote derramó infinitas bendiciones sobre la familia Reyes Chong, deseándoles un día colmado de bellos momentos.
Más tarde, el lobby del salón Palace del Gran Hotel Alameda, enmarcó el festejo en honor a la neocomulgante, quien gratamente convivió con sus seres queridos.