CDMX.- Un ex congresista republicano considera que la versión live action de “La Bella y la Bestia” usa espíritus demoniacos para volver gays a los niños.
Gordon Klingenschmitt, quien también es activista religioso, pidió que los padres boicoteen el filme y no lleven a sus hijos a verlo, informó el portal rightwingwatch.org.
La película ha sido promocionada como la primera producción de Disney que incluye un momento gay entre los personajes de Gastón (Luke Evans) y LeFou (Josh Gad).
“Recomiendo que los padres cristianos eviten que sus hijos sean reclutados en la agenda homosexual. Detrás de sus actores, Disney está promoviendo intencionalmente el pecado en los niños, a través de la interacción de los humanos con espíritus demoniacos”; aseguró. (Staff/Agencia Reforma)