Ahora sí, los alumnos de educación básica en nuestro estado, que suman 252,749, beberán agua potable en sus planteles.

Autoridades educativas y sanitarias supervisarán todos los bebederos de las escuelas, para garantizar que los alumnos no consuman agua contaminada; el objetivo es proteger su salud y fomentar el consumo de agua potable.

Estas acciones se realizarán en planteles de educación básica, es decir, en preescolar, primarias y secundarias.

Según el compromiso de la SEP y de la Secretaría de Salud, se instalarán los bebederos que hagan falta y se dará mantenimiento a los que se encuentren en mal estado.

Se determinarán criterios de higiene aplicables a la instalación, construcción y mantenimiento de los bebederos que serán  instalados en planteles del Sistema Educativo Nacional, incluido Aguascalientes, por supuesto.

Se definirán los modelos y equipos de potabilización y se autorizará el Manual de Operación y Mantenimiento del Bebedero Escolar y el equipo y sistema de potabilización.

Las autoridades sanitarias, en este caso el ISSEA, tendrá a su cargo la evaluación y certificación de los sistemas y equipos, y realizará el monitoreo para garantizar la calidad del agua que consuman los menores, bajo estándares de calidad.

Este es un programa a nivel nacional, pero tan solo en Aguascalientes, hay 363 planteles de preescolar, con 41,753 alumnos; 566 primarias, con 142,007 estudiantes; 284 secundarias, con 68,989 escolares, es decir, que las 1,213 escuelas serán supervisadas, para proteger la salud de los 252,749 alumnos de educación básica, considerando solamente las escuelas públicas, para las que va dirigido este programa.