José de Jesús López de Lara

Una impactante tragedia fue la que se registró la tarde del martes, en el interior de una vivienda ubicada en la colonia Benito Palomino Dena.
Mientras una joven mujer realizaba el quehacer en su casa, su pequeña hija de apenas un año de edad cayó accidentalmente a un bote que contenía agua para trapear y murió ahogada.
Los trágicos hechos se registraron aproximadamente a las 14:50 horas de ayer, en un domicilio ubicado en la calle Francisco Ramírez Martínez, en la colonia Palomino Dena.
La pequeñita que murió ahogada, fue identificada como Naomi Jaqueline, de apenas un año de edad.
Fue poco antes de las 3 de la tarde cuando se reportó a los servicios de emergencia, que sobre la calle Francisco Ramírez Martínez y casi esquina con Blvd. Guadalupano, se requería la presencia de una ambulancia ya que una niña se había ahogado.
En cuestión de minutos, llegaron policías preventivos de las patrullas 0118-B1 y 0153-B1, quienes observaron a un grupo de personas que de manera desesperada trataban de ayudar a una bebé.
Se trataba de vecinos de la víctima, quienes le realizaban maniobras de reanimación y respiración de boca a boca.
Los policías preventivos les quitaron a la niña y ellos trataron de reanimarla, arribando en ese momento la ambulancia UE-09 de Bomberos Municipales.
Sin embargo, cuando los paramédicos trataban de iniciar las maniobras de resucitación, detectaron que la pequeñita ya había fallecido, por lo que se solicitó la presencia de personal de la Fiscalía General del Estado.
Más tarde, llegaron a la escena de esta tragedia los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Criminal y el agente del MP de Hospitales.
Se logró establecer que al momento de los hechos, la joven Beatriz, de 19 años, se encontraba realizando el quehacer en la casa donde vive con su familia.
En determinado momento, la joven mujer se percató que su pequeña hija Naomi Jaqueline se ponía a jugar junto a un bote que contenía agua, que era utilizado por la mujer para trapear.
La joven mamá se descuidó unos segundos y al regresar al lugar donde estaba su hija, se dio cuenta de que había caído de cabeza al interior del bote con agua.
La desesperada mujer rápidamente rescató a la niña y se dio cuenta que estaba inconsciente, por lo que salió a la calle a pedir ayuda.
Algunos vecinos que escucharon los gritos de la joven de inmediato la ayudaron y comenzaron a realizar maniobras de reanimación a la pequeñita, aunque lamentablemente minutos después de consumó la tragedia.
La joven Beatriz y su esposo Juan, sufrieron una fuerte crisis emocional debido a la tragedia que estaban viviendo, por lo que fueron atendidos por paramédicos.