Mediante reformas a la Ley de Protección a los No Fumadores se buscará que bares y restaurantes se conviertan en espacios 100% libres de humo de tabaco, y para ello se trabajará en concientizar a los dueños y clientes de estos establecimientos, dada la importancia de cuidar la salud de los no fumadores y de desalentar este hábito, por los daños que causa al organismo.

Así lo señaló lo consideró la diputada Mayela Macías Alvarado, quien señaló como fundamental la participación de estudiantes de carreras relacionadas con la salud, que sean los principales promotores de una campaña permanente antitabaco.

Reconoció que lamentablemente, en muchos aspectos la ley de referencia ha sido letra muerta, virtud a que se sigue fumando en espacios cerrados, incluso, en bares y restaurantes se ponen ceniceros en las mesas, como invitando a los clientes a que fumen, a pesar de que se trata de espacios cerrados, sin ventilación.

Tampoco han funcionado las áreas que dividen a los fumadores con las de los no fumadores, porque los espacios no quedan debidamente separados o sencillamente se dejan abiertas las puertas o ventanas de una zona a otra, propiciando la circulación de humo de cigarrillos.

En consecuencia, para que se respete la ley deben declararse espacios 100% libres de humo y en el caso de que los negocios cuenten con terraza, ahí podrán fumar los clientes, pero no deben quedar las puertas abiertas que comuniquen las áreas.

De no tener esta infraestructura, los fumadores deben salir a la calle a consumir el tabaco, en cuyo caso los propietarios del negocio deberán poner alguna banca y cenicero, en el entendido de que la puerta al establecimiento no debe estar abierta, precisamente para evitar la entrada de humo.

Se tienen programados unos foros para que los diversos sectores de la sociedad, den a conocer sus opiniones.