José de Jesús López de Lara

Una intensa movilización policiaca se registró la noche del sábado en el fraccionamiento Villa Loma Dorada, después de que sicarios trataron de ejecutar a balazos a un distribuidor de drogas que resultó gravemente herido.
El lesionado, quien ingresó en estado agónico a un nosocomio del IMSS, fue identificado como Roberto, de 42 años, quien vive en el poblado de Margaritas, municipio de Jesús María.
Los sangrientos hechos se registraron el pasado sábado aproximadamente a las 22:00 horas, cuando Roberto se encontraba en una casa ubicada en la calle Villa Adelina, en el fraccionamiento Villa Loma Dorada.
Según vecinos, dicha casa es utilizada como “picadero”, para la venta y consumo de drogas entre los viciosos.
Repentinamente, llegó una camioneta Ford Ranger pick up, color negro, donde viajaban tres sujetos desconocidos. Uno de ellos, se dirigió hacia la casa y en el momento en que Roberto le abrió, le disparó a quemarropa con una pistola tipo escuadra.
Al ver a su víctima caer al suelo, presumió que lo había matado. El agresor regresó corriendo a la camioneta y junto con sus cómplices se dio rápidamente a la fuga.
Vecinos de la zona reportaron los hechos a los servicios de emergencia, por lo que se implementó un gran despliegue policiaco en el que participaron policías preventivos, policías estatales y agentes de la Fiscalía General del Estado.
Mientras tanto, el herido fue trasladado en una ambulancia del ISSEA a recibir atención médica.
Aunque se “peinó” una amplia zona en busca de los agresores, no se logró dar con su paradero.
Agentes del Grupo Homicidios de la PME ya se encuentran realizando las investigaciones correspondientes.

MUERE AL PASEAR  A SUS MASCOTAS
Mientras paseaba a sus perros en las inmediaciones del Río San Pedro, un hombre murió de un infarto.
Fue aproximadamente a las 08:30 de la mañana del domingo, cuando dos jóvenes identificados como Juan Diego, de 24 años y Carlos Abraham, de 27 años, hacían ejercicio a bordo de sus bicicletas, por la ciclovía que se ubica en la avenida Paseo del Río San Pedro.
Pero al llegar a la altura del fraccionamiento Del Valle, encontraron a un hombre tirado e inconsciente junto a un árbol, por lo que llamaron a los servicios de emergencia.
Momentos después llegaron policías preventivos y una ambulancia del ISSEA, cuyos paramédicos confirmaron que dicha persona ya había muerto a consecuencia de un infarto.
A fin de realizar las diligencias correspondientes, acudieron al lugar de los hechos los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del MP de Hospitales.
El ahora occiso fue identificado como Rafael, de 61 años, con domicilio en la calle París del fraccionamiento Del Valle. Según sus familiares, a temprana hora había salido de su casa para pasear a sus perros en las inmediaciones del Río San Pedro.
Al no existir delito, se solicitó la presencia de una funeraria para que procediera con el levantamiento del cadáver.