Como parte del operativo nacional de verificación y vigilancia de casas de empeño, en Aguascalientes fue clausurada la primera casa de empeño por violar varias disposiciones contenidas en la Ley de Protección Federal del Consumidor, informó la delegada de Profeco, María Teresa Ávila Guel.

Indicó que a partir de esta semana se lleva a cabo un operativo especial dirigido a casas de empeño, a fin de verificar las condiciones en las que se encuentra operando este tipo de establecimientos, pues todos ellos deben cumplir con algunos requerimientos de ley para beneficio de sus clientes.

Explicó que si bien es cierto que no tienen un órgano regulador específico que les esté marcando el paso, ya que no rinden cuentas como instituciones financieras que son, entonces la Profeco, desde su ámbito de competencia, lleva a cabo revisiones a las casas de empeño para asegurarse de que su actuación es respetuosa de los derechos de los consumidores.

En este sentido, indicó que se llevó a cabo la primera clausura de una casa de empeño, ubicada sobre la Avenida Adolfo López Mateos en la zona centro, y de la que omitió su nombre, por estar impedida a revelarlo, pero dijo que fueron encontradas varias irregularidades que motivaron el cierre de ese lugar.

Dijo que generalmente las clausuras son temporales y están sujetas a que los administradores o propietarios prueben que han solventado las observaciones que se les hacen; y en este caso los motivos por los que fue cerrada de forma temporal el establecimiento fue por el tema de no exhibir tasas y condiciones en las que se están pactando los créditos prendarios.

Además, algunos términos del contrato así como las condiciones ventajosas bajo las que operaba, obligaron a la delegación de la Profeco a poner los respectivos sellos de clausura hasta que sean corregidas y atendidas las observaciones hechas por la autoridad.

Finalmente, indicó que el espíritu de la Ley Federal del Consumidor es el de brindar toda clase de protección a los consumidores, la mayoría de ellos desconoce sus derechos y por ello son sujetos de abusos por parte de comerciantes y prestadores de servicios. En este mes continuarán realizando operativos de revisión en cada una de las casas de empeño, no solo en el municipio capital, sino también en el interior del estado, a fin de verificar que estos establecimientos respeten los preceptos de ley a los que están obligados.