Luego de convivir con las familias reunidas en la Isla San Marcos y acompañado de una alegre y colorida comparsa, el gobernador Carlos Lozano de la Torre, acompañado por la presidenta del Sistema DIF Estatal, Blanca Rivera Rio de Lozano, y del secretario de Turismo de Aguascalientes Alejandro Ponce Larrinúa, encabezó la ceremonia de clausura de la vigésima segunda edición del Festival de Calaveras.
El mandatario estatal señaló que gracias al entusiasmo y la participación de todos, el Festival de Calaveras demostró ser nuevamente una ventana para el talento y la creatividad de Aguascalientes, y un referente turístico para la promoción de los valores y las tradiciones más queridas de México, como lo es la celebración del Día de Muertos.
Lozano de la Torre externó con orgullo que a lo largo de diez días, todos nos “pintamos” de calavera en un ambiente de seguridad y tranquilidad familiar, para asistir a eventos de gran calidad que fueron organizados para todos los públicos de todas las edades.
Dijo que junto con sus visitantes se gozó de la música, de los desfiles, de la gastronomía de la comida típica, de las leyendas, los altares y la historia. Además de los eventos artísticos y deportivos, y de cada una de las manifestaciones culturales que unieron a propios y extraños como mexicanos.
Aseguró que en este 2016 el Festival de Calaveras fue nuevamente un festejo accesible, incluyente, innovador y con el reconocimiento nacional al que le hemos dado una identidad propia, que juntos seguiremos consolidando en los próximos años para que se mantenga como una fiesta de Aguascalientes para la región y del país.
El mandatario estatal dijo que el Festival de Calaveras es de los aguascalentenses y de cada uno depende que su legado se mantenga vivo para disfrute de las futuras generaciones y referente indiscutible de las tradiciones mexicanas.
En el marco de este festejo el gobernador del estado invitó a las familias, particularmente a los niños, a externar sus opiniones y sentir sobre esta celebración, y en cada oportunidad quienes tomaron el micrófono agradecieron su esfuerzo para consolidar esta celebración.
Por su parte, el secretario de Turismo, Alejandro Ponce Larrinúa destacó que los asistentes tuvieron la oportunidad de convivir con cientos de familias de Aguascalientes y de distintas partes del país, además de extranjeros, quienes externaron su agrado por haber sido parte de un festival que conjunta y comparte el legado invaluable de las tradiciones y costumbres mexicanas.
El titular de la Secture dijo que los andadores, pasillos, jardines y la velaria de la Isla San Marcos ahora guardan innumerables historias de lo que para cada visitante significó la experiencia de pintar una calaverita de azúcar y ponerle su nombre, o bien amasar un pan de muerto, degustarlo y tratar de conservar su sabor hasta el próximo año.
Ponce Larrinúa dijo que aun cuando hay instancias reconocidas que certificarán próximamente el resultado de este Festival, le informó al gobernador que la XXII edición del Festival de Calaveras cumplió y superó las expectativas planteadas.
Asimismo, agradeció a todos los presentes por ser parte de esta historia, de las costumbres y de las tradiciones que se han vuelto parte de la historia colectiva de Aguascalientes y referente nacional para festejar el Día de Muertos en México.