Intensa tormenta tipo chubasco azota el norte del estado. Hasta el cierre de esta edición, la Coordinación de Protección Civil Municipal atendió principalmente casos de árboles caídos, cuyo número en el reporte preliminar obtenido por EL HERALDO ascendía a 25 árboles, la mayor parte en la zona norte de la ciudad, siendo el camellón más afectado el de Av. Universidad; el titular de la instancia, Rafael García Medina, señaló que fueron cerca de seis florestas las que debieron retirarse de avenidas principales como Colosio, Zaragoza y Universidad, ya que invadían parte de los carriles de circulación vehicular; asimismo, se atendió el reporte de una barda que colapsó en el Colegio Castelazo. También se reportan varios espectaculares derribados por los fuertes vientos, además de registrarse 15 apagones en distintos puntos de la ciudad.
Entre otros incidentes derivados de la tormenta que inició la tarde de este domingo, y que se prolongó hasta la noche en distintos puntos de la entidad, se reportó la caída de granizo en la comunidad El Retoño, así como en Pocitos.
Encabezó el operativo el Mando Único, y las distintas coordinaciones de Protección Civil, a cargo de Ángel Ávila Moreno, responsable de la instancia estatal, quien destacó que se atendieron reportes de árboles caídos a causa de fuertes vientos en avenida Aguascalientes, Zaragoza, Universidad, El Campestre, un árbol más en San Juan de los Lagos casi esquina con Montes Apalaches, en el fraccionamiento Bosques. Además, se registró la caída de otro árbol por la carretera 38 que va de San José de Gracia a comunidad de Paredes.
“La presa Calles registró una importante elevación de los niveles de agua; se bloqueó la carretera que conduce de San José de Gracia a la Congoja, por invasión de agua en la carpeta de rodamiento. Nos informaron de puntos en donde se registró tormenta eléctrica, 12 árboles caídos en la capital; la principal afectación fue en una parte de la colonia Las Hadas; además de encharcamiento de calles, principalmente en la parte del oriente y sur”, indicó.
El funcionario estatal destacó que se trabajó en coordinación con todas las corporaciones, para dar atención a un mayor número de reportes. Señaló, además, la caída de granizo en Pocitos, en la parte posterior de Universidad, así como en la mayor parte de la sección poniente de esta capital; afectaciones similares en San Ignacio, Las Negritas, y todo ese sector.
“Todavía no hay reporte de Sandovales, esto se da por escurrimiento; en Calvillo se bordeó la presa de Malpaso, registra una laminilla de cinco a siete centímetros de la propia presa, en la semana se abrió la compuerta, para evitar incidentes; el nivel subió también por el escurrimiento de la cuenca del Río Gil. En los últimos días han sucedido lluvias puntuales que han superado la precipitación normal, como fue el caso de Sandovales, que hubo una lluvia excepcional de 100 milímetros en poco tiempo; el llamado es a que se prevengan, sobre todo que tengan conocimiento de su zona”, enfatizó.
Mientras tanto, la Presa de los Gringos registró su nivel más alto de contención de líquido, alcanzando un nivel a 10 centímetros del límite recomendado por la Comisión Nacional del Agua. Asimismo, las autoridades informaron que para evitar cualquier posible percance, la compuerta se encuentra abierta a partir de que fue detectada la situación de posible riesgo, cerca de las diez de la noche de ayer.
En este sentido, Ávila Moreno dijo que no se ha emitido una alerta como tal, pero se mantienen al pendiente; de forma regular se han dado constantes avisos preventivos, para que sobre todo, quienes viven en las inmediaciones de cuencas o bordos, estén atentos con la elevación de los niveles, de los vasos, los ríos o arroyos.
“Que estén al pendiente quienes tienen de forma muy directa o cercana a ellos, aprovechamientos dentro de cuerpos de agua o ríos, o quienes instalan alguna edificación para albergar animales de granja; de forma regular y constante, hemos realizado ejercicios de simulacros para sensibilizar a personas que conviven con riesgos potenciales, que prepare plan familiar, observe riesgos, tome acciones de sentido común”, recalcó.
Por su parte, la Dirección de Tránsito Municipal atendió varios casos de vehículos varados, principalmente en avenida Siglo XXI, por la Nogalera, y en avenida Aguascalientes y Mariano Hidalgo, donde el nivel del agua subió de forma considerable; a los afectados se les apoyó con el servicio de grúa.
La instancia también informó que se registraron igualmente cierres a la circulación vehicular debido a las intensas precipitaciones que generó acumulación del líquido en tal magnitud que fue necesario adaptar estas medidas de prevención en varios puntos de la ciudad, abarcando Prol. Zaragoza y Arroyo El Molino; el Par vial de Gabriela Mistral; Boulevard Ruiz Cortines; 3er. Anillo hacia La Nogalera; el Paso a desnivel de Universidad Panamericana; así como el cierre parcial en avenida Universidad de norte a sur, así como en el paso a desnivel de salida a Zacatecas y avenida Aguascalientes, a la altura del centro comercial.
Cabe resaltar que personal de la Secretaría de Servicios Públicos del Municipio capital, se mantuvo al tanto de las afectaciones dejadas por la intensa lluvia de esta tarde, mismas que se atendieron con puntualidad, por parte del titular de la dependencia, Héctor Anaya Pérez.
El Heraldo le recuerda que los números de emergencia en funciones son el 080 y 116 desde Telcel.