Aterradora historia fue la que se registró la tarde del viernes.
Un hombre se comunicó por celular con su comadre, para informarle que estaba a punto de suicidarse; todavía, le indicó el lugar donde se encontraba.
La asustada mujer pidió apoyo a un policía preventivo, quien la trasladó hasta el sitio donde su amistad le había dicho que estaba. Al llegar minutos después, lo encontraron ahorcado.
El suicida fue identificado como Hugo Santiago Pérez Domínguez, de 40 años, quien tuvo su domicilio en el municipio de Jesús María.
El hallazgo se realizó a las 18:00 horas del viernes, en un vado ubicado en un camino de terracería, entre la calle Osa Mayor y avenida Aguascalientes Oriente, en el fraccionamiento El Cóbano.
Hugo Santiago Pérez Domínguez se ahorcó con una venda que amarró a la rama de un mezquite.
Hasta el lugar de los hechos llegaron policías preventivos en las patrullas 0128-B1, 0509-B1, 0608-B1 y 6983 de Proximidad Social.
De igual forma, acudió la ambulancia 018 de Cruz Roja, agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de Servicios Periciales y el agente del MP de Hospitales.
Una mujer de nombre Imelda “N” “N”, de 39 años, con domicilio en la colonia Nazario Ortiz Garza, identificó el cadáver del suicida.
Dijo que era su compadre Hugo Santiago Pérez Domínguez, persona que tenía 9 años de haberse separado de su esposa y actualmente vivía en la casa de sus papás.
Agregó que ayer alrededor de las 17:30 horas, su compadre le habló por celular y le comentó que ya no soportaba más los problemas por los que atravesaba y que iba a suicidarse.
Incluso, le comentó que se encontraba en un vado ubicado en un camino de terracería entre la calle Osa Mayor y avenida Aguascalientes Oriente, en el fraccionamiento El Cóbano.
La mujer indicó que escuchó cuando su familiar comenzaba a tener problemas para respirar y después dejó de hablarle.
De inmediato la mujer salió a la calle y pidió apoyo a un policía preventivo que pasaba por el lugar.
Se dirigieron al lugar donde Hugo Santiago Pérez había dicho que se encontraba, aunque cuando llegaron ya se había ahorcado.