MONTERREY, NL.- Comprar un blindado avalado por el fabricante ofrece ventajas importantes con respecto a una modificación realizada por una empresa externa no certificada por la marca.
Los vehículos con protección balística autorizados por fabricante se pueden adquirir en la agencia. No es necesario llevarlos con proveedores externos.
Una de las ventajas de los blindajes avalados por el fabricante es que tienen garantía.
En cambio, cuando un blindador no autorizado por la fábrica modifica el auto, es muy común que la garantía original del vehículo se pierda.
La protección balística agrega peso al automóvil o camioneta, por lo cual se deben realizar adecuaciones como reforzar las suspensiones, frenos, bisagras y mecanismos de las ventanillas.
Más cambios requeridos suelen ser instalar sistemas de enfriamiento de mayor capacidad y hasta componentes más robustos al tren motriz.
Se necesitan por el peso adicional hacer cambios a la programación del sistema ABS de frenos y control de estabilidad.
Todas las mejoras anteriores se realizan en un blindado avalado por fabricante. Las modificaciones por empresas no certificadas pueden dejar fuera estos puntos.
Sin embargo, la más importante diferencia es que en caso de un ataque los autos certificados por fabricante protegerán mejor las vidas de sus ocupantes pues están sujetos a criterios estrictos de cumplimiento con las normas de calidad y balística.
Los vehículos certificados por fabricante pueden ser blindados por la propia marca o por empresas externas.
En cuanto a blindados por fabricante, Audi ofrece en México el sedán grande A8L Security, que cumple con la norma VR9, la más estricta del mundo actualmente.
BMW en México tiene la camioneta X5 xDrive50iA, disponible en versión Security nivel VR4 a 2 millones 294 mil 900 pesos y Security Plus con blindaje VR6 a 3 millones 474 mil 900 pesos.
Mercedes-Benz ofrece versiones Guard blindadas de su camioneta GLE y una de su sedán grande S600.
En nivel VR4 tiene la GLE400 Guard que cuesta un millón 820 mil pesos. Con blindaje VR6 está disponible la GLE500 Guard cuyo precio es de dos millones 600 mil pesos.
El sedán S600 Guard ofrece nivel VR9, que es el más estricto a nivel mundial actualmente. Su precio de lista es 8 millones 200 mil pesos.
En cuanto a vehículos blindados realizados por compañías externas con la aprobación de la marca está la Jeep Grand Cherokee nivel NIJ IIIA, el equivalente americano a la norma VR6 de la VPAM.
Su precio de lista es de un millón 659 mil pesos y se puede adquirir en las distribuidoras Jeep.
Land Rover también vende en agencia versiones blindadas de la Range Rover y Range Rover Sport realizadas por Eurotecnología en Blindaje y avaladas por la marca.
Por 42 mil dólares ofrece protección VR4 y del tipo VR6 a 65 mil dólares. Hay que aclarar que este precio no incluye a la camioneta, es únicamente por el blindaje.
Volvo está desarrollando con una empresa mexicana vehículos blindados y se espera que estén a la venta próximamente.