Las empresas del sector automotriz abarcan la mayor demanda de agua potable por parte de la industria asentada en Aguascalientes, con un volumen de 10 mil millones de litros anuales, que se extraen de 96 pozos autorizados por la delegación federal de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).
El subdelegado de Recaudación y Fiscalización de Conagua, Carlos Alberto Moreno Frías refirió que en la actualidad no hay autorización de nuevos títulos de concesión para la extracción con fines industriales, de ahí que las nuevas empresas deben utilizar agua de pozos ya autorizados a otros concesionarios.
Refirió que en el caso de la operación de Nissan II, la compañía debió buscar a titulares de pozos para abastecerse de este recurso, debido a que la Conagua no ha liberado más títulos de concesión para fines industriales.
Dijo que una buena parte del agua autorizada para uso industrial se concentra de forma general entre las empresas que operan al interior de diversos parques industriales, y finalmente aquellas que cuentan con pozo propio.
El funcionario refirió que la mayoría de los títulos de concesión de los pozos de uso industrial están al corriente en su operación y pago de derechos, con la excepción de tres casos que tienen adeudos millonarios, encontrándose que una tiene un rezago de diez años, que suma un monto pendiente por 10 millones de pesos.
Agregó que en el resto de los casos se acumulan 5 millones de pesos por dos compañías que no reportan el pago de derechos en los últimos dos años.
Manifestó que estas empresas siguen recibiendo el volumen concesionado porque se tienen recursos de prórroga interpuestos sobre el requerimiento de pago, como parte de los procesos administrativos que lleva Conagua.
Manifestó que las empresas podían recibir agua sin importar el incumplimiento hasta el año 2014, cuando se modificó la normatividad para interrumpir el suministro en caso de que el retraso fuera mayor.