Seis clics en una pantalla táctil son suficientes para suministrar combustible a un avión.
Desarrollado por la compañía mexicana Sadi el Smart Truck es un autotanque que, equipado con sensores de presión y temperatura, conexión 4G y una computadora, permite automatizar el abastecimiento de aeronaves.
“Antes lo que se hacía es que el personal, manualmente, tenía que ir y ajustar el juego de válvulas para la operación que se tenía que realizar, ahora lo que haces es que vas a la pantalla y seleccionas la operación que vas a realizar y cuántos litros necesitas”, explicó Diana Gayosso, presidenta de Sadi.
“Ya no se necesita que el personal esté supercapacitado para realizar la operación”.
De acuerdo con el tipo de aeronave a la que se suministrará combustible, el operador puede ajustar la presión y el tipo de boquilla a utilizar.
Incluso, la operación puede ser monitoreada de forma remota, con lo que las empresas tienen un mayor control sobre el combustible utilizado.
“Los clientes privados tienen el problema de que pierden mucho combustible, no saben qué sucede con él, no tienen el control exacto”, detalló Gayosso.
“Arriba de la cabina tenemos una antena, nos permite enviar la información a una base de datos, una página web, a la que sólamente tienes acceso con tu contraseña, y les permite acceder al sistema y descargar todos sus reportes”.
Aunque se encuentra en fase de prototipo, el objetivo es que la tecnología de automatización desarrollada por Sadi pueda adaptarse a cualquier autotanque, con un precio inicial de 1 millónes de pesos.