Los autobuses de marcas como Marco Polo o Irizar incluirán desde este año el sistema Safety Bus de Mercedes-Benz, que estará disponible para el chasis OC500, que es utilizado por dichas compañías.

La suite Safety Bus de Mercedes-Benz es capaz de realizar el frenado total del autobús en caso de que haya un vehículo circulando a menor velocidad por delante. El sistema detecta automóviles, camionetas o motocicletas grandes.

Para su demostración Mercedes-Benz activó el sistema en un autobús que viajaba a 60 kilómetros por hora, delante de éste un auto circulaba a 20.

El sistema primero emitió una alerta auditiva y cuando el operador deliberadamente no aplicó los frenos, el autobús hizo una frenada automática de emergencia.

Después se hizo la demostración con un bloque que simulaba un auto detenido por completo. Al no haber frenado por parte del operador el sistema frenó de emergencia automáticamente.

También tiene Advertencia de Salida del Carril que monitorea si el autobús se sale de su carril y en caso de que así suceda, emite una alarma.

Otra característica es el monitoreo de presión y temperatura de las llantas, que permite al operador darse cuenta cuando un neumático está a punto de poncharse.