Lorena Ochoa brinda por su ingreso al Salón de la Fama y con ello quiere consolidarse como un referente para el crecimiento del golf en México.

Será en septiembre del próximo año cuando la ex golfista mexicana tomará su lugar en el recinto de los inmortales del golf, y no esconde las sensaciones que le provoca tal distinción.

“El honor el poder formar parte del Salón de la fama es algo que todavía me cuesta entender. Es algo como mi carrera, con lo rápida que fue y que muchas veces no nos damos cuenta, de todo lo que sucedió en esos años. Es una honor el poder estar ahí y pertenecer a un grupo tan especial”, reconoció la golfista que alcanzó las 157 semanas consecutivas en el primer lugar de la LPGA.

La ganadora de 27 torneos en la LPGA, entre ellos dos Majors, recibió ayer oficialmente su inducción por parte de de Jack Peter, presidente del Salón de la Fama, así como de Heather Daly-Donofrio, jefa de Comunicación y operaciones de la LPGA.

De esta forma, la tapatía se convertirá en la primera mexicana en formar parte de los más selecto del golf, situación que, asegura, la compromete a trabajar e impulsar el desarrollo de su deporte.