Denuncian incremento artificial de valores de los predios para elevar el cobro de impuestos en el caso del Impuesto Sobre la Adquisición de Bienes Inmuebles y Predial por el contubernio entre el departamento del ISABI y el Colegio de Valuadores.
Estas prácticas generan que los inmuebles y predios sean registrados hasta con un valor superior al 20% del valor real, creando una falsa expectativa y especulación, que pone freno a las operaciones inmobiliarias en perjuicio de la economía, afirmó el notario público Javier González Gutiérrez.
“Las personas que están en el departamento del ISABI no realizan el trámite si no se sube el monto de la propiedad a su criterio aun cuando son muy altos, están forzando a la gente a pagar impuestos que no corresponden. Cuando son locales comerciales también se tiene que pagar más IVA, además del ISR, o sea que también van más impuestos para la Secretaría de Hacienda”.
Cuestionó que el actual criterio aplicado por el área de ISABI está fuera de la legalidad, ya que no tiene sentido que estimen que es necesario elevar un avalúo, cuando la ley establece la participación de un valuador profesional, e hizo un llamado a la Secretaría de Finanzas para que se corrija esta situación.
González Gutiérrez refirió que el personal del área bloquea a valuadores no inscritos en el Colegio, aún cuando la ley no hace distingos, y es a los adheridos al Colegio de Valuadores a quienes se les facilitan las cosas, porque se han firmado convenios, que en realidad son contubernios para favorecerlos.
Acusó que existen vínculos entre el personal del departamento del ISABI y el Colegio de Valuadores, que generan actos de corrupción, ya que esta área no tiene facultades para alterar los avalúos de un profesional que tiene registro formal y no debería ponerse en tela de juicio.
Refirió que al momento de acudir a las oficinas del ISABI, las operaciones de compra venta se caen, porque injustificadamente piden elevar el avalúo y hacen creer a la gente que su propiedad es más cara, al comparar con fincas aledañas o de fraccionamientos contiguos que no tienen las mismas características.
Manifestó que la corrupción que señala el Colegio de Valuadores sobre profesionistas de la valuación no afiliados al organismo, está dentro del órgano de profesionistas, porque fueron quienes colaboraron en la elaboración del sistema que actualmente opera el Instituto Catastral y el departamento del ISABI, bajo un esquema de invasión de facultades en el que el Ayuntamiento está elevando las contribuciones.