Aumenta el problema de la ceguera por la diabetes

Hay actualmente más de 10 mil en el Estado

Actualmente existen más de diez mil personas invidentes en el estado de Aguascalientes, donde sólo el 6% de ellos se valen por sí mismos al desplazarse a través del uso del bastón, reveló la presidenta de la Asociación de Ciegos Progresistas, Genoveva Herrera Hernández, quien advirtió que esta discapacidad crece a causa de la diabetes y cada día nacen aquí más niños invidentes.

La mayor parte de la población ciega depende de sus familiares para moverse por sus casas y por las calles, pero la mayor parte se encuentra marginada y encerrada en sus viviendas por la falta de capacidad económica, por miedo, por desconocimiento, de ahí la invitación a la ciudadanía de llevar a todas esas personas a las asociaciones constituidas para apoyar a este sector de la sociedad, exhortó.

Tan solo el cuatro por ciento de la población invidente acude a recibir alguna capacitación laboral, manualidad o de entretenimiento dentro de las asociaciones constituidas para estos fines, por lo que se requiere el apoyo social para rescatarlas y dotarlas de las herramientas que faciliten su movilidad como la instalación de semáforos parlantes por toda la ciudad.

Aparte dijo que un mínimo número de este sector sabe leer braille, menos conocen que existen escuelas que les pueden enseñar este sistema que les permite acceder a la lectura y conocer más cosas.

Por otro lado mencionó que el servicio de taxis ha mejorado, pero depende de la actitud de los conductores, y por fortuna hay choferes capacitados vía boletos para apoyar a las personas invidentes, pero los que prestan el servicio de modo libre todavía les falta mucho por aprender.

Indicó que las asociaciones no dan dinero a las personas invidentes, se les consiguen despensas alimenticias, pero sobre todo se les apoya para que desarrollen un oficio y puedan sostenerse de aquel. Aunque también se han encontrado a otras que prefieren pedir limosnas en la vía pública.

Tan sólo en el Municipio se Aguascalientes, dijo que hay 8 mil personas que enfrentan esta discapacidad, donde se observa más y más la presencia de niños invidentes, mientras la ceguera se expande a causa de la diabetes, ya que las personas no tienen cuidado con su alimentación y su estilo de vida, ocasionando que desarrollen la enfermedad y terminen perdiendo el sentido de la vista.

Al desconocer el porcentaje de la ceguera infantil a causa de factores genéticos o infecciones en los ojos que no se detectan a tiempo, Herrera Hernández dijo que los accidentes, los golpes en la cabeza, la drogadicción y sobre todo la diabetes están propiciando que más personas queden ciegas.

Genoveva Herrera Hernández subrayó que muchas personas invidentes no se mueven de sus casas por la cuestión económica, los familiares deben trabajar y lo peor es porque no quieren enseñarse a moverse por sí mismas por las calles de la ciudad.

Relató que en un principio aprender a depender de uno mismo se siente miedo, pero se puede vencer e integrarse a la vida de modo natural.

Comentó que la ciudadanía ha ido mejorando su actitud hacia las personas con discapacidad, sin embargo todavía hay mucho por hacer, pero los invidentes deben dar el paso de perder el miedo y la vergüenza e integrarse a la sociedad.