Leticia Acuña Medina

El presidente de la Mesa Directiva, de la Diputación Permanente, David Nájera Moreno, consideró que el titular de la Comisión de Vigilancia del Congreso, Jaime González, debe ser sancionado, por no haber consultado la auditoría que mandó practicar al Órgano Superior de Fiscalización.
No pidió consentimiento para ello, de manera personal lo hizo, desconociéndose el despacho que contrató. Además, los resultados obtenidos, en los que se habla de un déficit superior a los 15 millones de pesos, debieron darse a conocer primeramente a la Comisión de Gobierno y a la Contraloría Interna, antes que a la opinión pública.
Nájera Moreno dijo que González debió respetar el procedimiento normativo, en vez de optar por el protagonismo ya que de manera personal, dio a conocer los resultados de la auditoría.
Además, no informó a la Diputación Permanente y se ignora que tan seria pueda ser esa auditoría o si la mandó a realizar por mero capricho. Lo anterior resulta indebido porque en esa fiscalización se gastaron recursos públicos, que debieron autorizarse previamente.
David Nájera reiteró que se tendrá que aplicar una sanción al diputado, de acuerdo a la normatividad interna del parlamento, que se hará del conocimiento en mayo, en sesión plenaria.
LEYES ELECTORALES. Por su parte, la legisladora Estela Cortés Meléndez, destacó que es inminente la reforma electoral, que deberá aprobarse en mayo próximo, que lo ideal sería que fuera por unanimidad de todas las bancadas.
Las discusiones se han atorado, en detalles de la reelección -en la que dijo no estar de acuerdo en lo personal- y en el tiempo que debe considerarse para dejar el cargo para poder hacer campaña. La diputada consideró que deben dejarse los 90 días previstos en la normatividad actual, porque “tanto el trabajo legislativo, como el de proselitismo, requieren tiempo completo”.