Según reporte de la Alianza de Transportistas Urbanos y Suburbanos de Aguascalientes (ATUSA), un chofer gana al día 279 pesos, recibe 23 días de aguinaldo, 13 días de vacaciones al año, un bono compensativo anual por 510 pesos, un uniforme al trimestre y afiliación al IMSS e Infonavit.

El subsidio anual a estudiantes es de 67 mil 200 pesos y se mueven alrededor de 400 mil pasajeros al día.

De acuerdo a la Alianza, como no les aceptaron la tarifa de 9.50 que solicitaron desde enero del 2015, no se ven obligados a renovar las unidades fuera de norma por antigüedad, así como traerlas en condiciones mecánicas y físicas óptimas.

Tampoco a la implementación de un sistema de prepago, ni a establecer una escuela de operadores, ni a otorgar mejoras salariales al personal operativo, en el entendido de que tienen 1,500 empleados directos.

Además, los concesionarios demandan a las autoridades la creación de carriles confinados para mejorar la seguridad y frecuencia de rutas; paraderos adecuados exclusivos para el autobús urbano; la firma de convenios con Hacienda para obtener los apoyos fiscales de chatarrización; la obtención de créditos accesibles para renovar unidades; operativos de seguridad en las colonias conflictivas, para evitar asaltos y daños materiales a las unidades; actualización de las tarifas en forma y tiempo; garantizar que las unidades retenidas por accidente, salgan en breve tiempo; y la condonación de derechos estatales.

Aunque desde el lunes pasado se aplica el incremento a las tarifas del transporte urbano en sus diversas modalidades, hasta hoy entra en vigor legalmente, ya que ayer estuvo a disposición de la población, el el Periódico Oficial, aunque con fecha del 21 de noviembre.

En el ejemplar se incluyen los datos de ATUSA y las nuevas disposiciones tarifarias.

Se especifica que se concedió a ATUSA, un incremento del 1.50 en urbanos, para que la tarifa subiera de 6.00 a 7.50 pesos, con la disposición de que si el chofer no trae cambio de 50 centavos, debe cobrar solamente siete pesos y no los ocho pesos que se aplican en la práctica, por lo que los choferes que incurran en ello, deben ser reportados.

Además, los estudiantes siguen gozando de una tarifa preferencial de 2.50 pesos; y, finalmente, el banderazo para taxis aumenta también 1.50 pesos, es decir, se eleva de 10.50 a 12 pesos.