ATUSA ya no cumple su función como empresa, es momento de que entregue a Gobierno del Estado las concesiones y las deje en manos de quienes sí deseen trabajar para mejorar el servicio, las condiciones laborales y las unidades del transporte urbano, consideró el líder del Sindicato de Trabajadores del Transporte Urbano, Roberto Mora Márquez.
En cuanto a la propuesta de que entren empresas ajenas a la remodelación del transporte urbano, puesto que ATUSA argumenta que no puede, Mora Márquez dice que se debe empezar con lo que se cuenta en casa, es decir, obligando a los concesionarios a ser empresa; “las concesiones, como su nombre lo dice, son concesiones que otorga el Gobierno del Estado, si los concesionarios dicen que esto ya no es negocio, que no sirven, pues agarren sus concesiones y regrésenlas al señor gobernador”, comentó.
Afirmó que a toda costa se han negado a formar una empresa prestadora de servicios, en donde saquen la mano del negocio y pasen a ser accionistas; “ATUSA ya no sirve, desde mi punto de vista, porque nada más es un membrete que traen ahí y con todo respeto lo digo, cuando se inició ATUSA tenía un buen fin, ahorita es todo lo contrario”, refirió el líder sindical.
Consideró que los concesionarios tienen que cambiar su sistema de trabajo, debe desaparecer por completo el nombre común, “en la actualidad tenemos 400 o más empresas prestadoras de servicio en el transporte urbano, porque cada concesionario da las diferentes instrucciones a los compañeros operadores como ‘dale recio para que me traigas más dinero’ y eso nos lleva a todo el relajito que traemos en las calles, no hay un reglamento íntegro en el que se sancione a los concesionarios que provoquen este tipo de situaciones”.
Por lo que señaló que siendo empresas prestadoras de servicio con un consejo de administración, las reglas para uno son para todos y los concesionarios solo serían inversionistas, “cambiaría totalmente, auque lo veo difícil, porque los primeros que deberían estar convencidos son los concesionarios”.