Ricardo Moya 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO  28-May.- Un conductor atropelló la noche del viernes a dos motociclistas después de que presuntamente lo asaltaron y despojaron de un reloj en calles de la Delegación Venustiano Carranza.
De acuerdo con los primeros reportes policiacos, el hombre llegó al domicilio de un familiar ubicado en la Colonia 20 de Noviembre, aproximadamente a las 22:00 horas.
Al descender de su auto, un BMW blanco, dos jóvenes a bordo de una motocicleta se le aproximaron y le exigieron sus pertenencias, aunque no se precisó si lo amenazaron con algún arma.
Una vez que la víctima les entregó un reloj, los dos asaltantes comenzaron a escapar entre las calles.
Antes de solicitar apoyo de la Policía o de denunciar el crimen, el hombre abordó su auto y comenzó a perseguir a los ladrones.
Después de perseguirlos a lo largo de varias calles, el conductor los alcanzó y atropelló en el cruce de las calles Apicultura y Estaño.
Mientras los dos jóvenes, de al menos 19 años de edad cada uno, quedaron tirados a unos metros de la motocicleta, el conductor perdió el control y se estrelló contra un poste.
Los vecinos que se percataron del accidente se aproximaron y trataron de ayudar a los afectados.
Debido a que los motociclistas eran vecinos de la zona, algunos de sus familiares y amigos trataron de ayudarlos, mientras otros de ellos comenzaron a rodear el auto y a agredir al conductor.
Los policías preventivos que llegaron a resguardar el sitio, pusieron bajo resguardo al automovilista, de quien no se reveló su identidad, mientras alejaban a la gente para evitar que se originara un conflicto mayor.
El hombre debió ser trasladado hacia la agencia del Ministerio Público correspondiente para que rindiera su declaración y se pudiera definir su situación jurídica.
Minutos después de haber solicitado apoyo de una ambulancia se informó que ambos motociclistas habían fallecido después del impacto que sufrieron al caer y golpearse contra el pavimento.
Una vez que se inició la averiguación previa correspondiente y sin que se hubieran revelado sus identidades, personal de Servicios Periciales trasladó los cuerpos hacia el anfiteatro.
Ambos vehículos fueron remolcados y trasladados hacia un depósito mientras continuaba la investigación, en espera de que se pudiera verificar la versión del automovilista.