Aguascalientes, como el resto del país, presenta una sociedad con distintos rostros, unos de satisfacción porque el destino ha sido magnánimo, otros que viven bien sin llegar a la opulencia, algunos con limitaciones pero salen adelante y una porción con impedimentos económicos por el bajo salario o la falta de trabajo.

De estos últimos habló Isidoro Armendáriz, delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, al señalar que 34,000 familias viven en hacinamiento, marginación y promiscuidad, que en términos conservadores significan 153,000 aguascalentenses, entre adultos, jóvenes, niños y ancianos, esto es, el 11% de la población total sufre de lo más elemental para su desarrollo.

Es una situación que lo mismo se da en centros urbanos que en el medio rural, donde es común la concentración familiar al convivir hasta tres generaciones, con lo que esto significa. En el caso de la capital del estado, hay colonias al oriente que son “la nueva cara de las antiguas vecindades del centro, en las que familias completas habitaban un solo cuarto, con los mismos problemas de marginación que tuvieron durante años”, explicó.

Dijo que en su momento se contabilizaron 117 vecindades, la mayoría con uno o dos sanitarios para todas las familias y fue algo normal mirar “a los niños jugando desnudos, jóvenes drogándose en los lavaderos, alcoholismo, ancianos enfermos, problemas entre los padres. Ese es el espejo hoy en las zonas marginales, donde la cara más descarnada de la pobreza es el hambre. Sólo hubo una mutación, las vecindades fueron derribadas y las nuevas colonias populares se convirtieron en grandes vecindades”, entre ellos hay ejemplos en Los Pericos, Anexo Palomino Dena, La Barranquilla anexa a la Insurgentes, Cumbres III, Guadalupe Peralta y algunas partes de la Constitución, Nazario Ortiz Garza y Progreso.

Para el funcionario, entre los motivos para que se registre esta situación es por los bajos ingresos, lo que empuja a la desintegración familiar, las adicciones y la violencia dentro y fuera del hogar, el pandillerismo y otros problemas que afectan a la sociedad en su conjunto.

Son cuestiones que, como se mencionó hace tiempo Con Usted, están ahí, a la vista de todos, a las que poca atención se le da ya que cada quien está atento en resolver sus propios asuntos, sin embargo, con la llegada de la época electoral irrumpen en la vida colectiva, sea porque la propia autoridad lo reconoce o que los partidos políticos y sus candidatos lo mencionan, lo que ojalá pasara de la aceptación y la denuncia a hechos concretos de rescate de esas familias, y de ninguna manera negarlo o recurrir al disimulo que en comparación con otros estados aquí es menor la pobreza, pero que se atiende a quien la padece.

Se entiende que no es una tarea fácil y resolverla tiene un costo económico muy alto, pero ya es tiempo de ver a ese otro Aguascalientes, el que en su silencio espera una mano que le ayude a salir del sufrimiento y la postración, que se pase de las promesas y los compromisos de campaña a la realidad. Qué fácil es ofrecer que se hará un estudio para su incorporación plena, porque eso representa votos, pero qué difícil es cumplir y tan es así que llegan y concluyen los gobiernos estatales y municipales y nada cambia.

En su reciente visita a México, el papa Francisco pidió a políticos y servidores públicos que asuman el compromiso “en el que todos, comenzando por quienes nos llamamos cristianos, nos entreguemos a la construcción de una política auténticamente humana y una sociedad en la que nadie se sienta víctima de la cultura del descarte”.

Ojalá que esas palabras penetren en la conciencia de cada uno para que cambien las condiciones de vida de quienes por distintas razones se encuentran en circunstancias difíciles y que un día se pueda decir que Aguascalientes es ejemplo nacional de crecimiento social armónico.

DA LÍNEA

“Para que la Universidad Autónoma de Aguascalientes siga destacándose y creciendo como lo ha hecho en los últimos años, quien suceda al actual rector, Mario Andrade Cervantes, deberá salir de su actual equipo de trabajo. Así lo consideró Humberto Martínez de León, ex rector fundador de la máxima cada de estudios en la entidad”.

Con ese párrafo comenzaba la información que aportó este Diario en su edición del pasado 2 de febrero, lo que no tendría nada de particular que conservar el actual ritmo de trabajo, sólo que quien hace el planteamiento es uno de los que tienen un peso específico a la hora de decidir quién será el nuevo rector.

Martínez de León considera que debe ser “un colaborador de primera línea del rector, que ha estado en todas las reuniones de los consejos académicos, en las reuniones de los consejos universitarios, en las reuniones donde se maneja el plan de desarrollo de la Universidad, esto es una cosa esencial, por lo que el próximo rector tiene que salir de ahí”.

En estas condiciones se tendrá que analizar qué personaje cubre ese perfil para irlo placeando, que de estar atrás de Andrade dé un paso al frente para que desde ahora se le tenga como el responsable de continuar con la obra.

Es importante tener presente que para la elección se convoca a alumnos y catedráticos a que en urnas airean quién es el idóneo para dirigir los destinos de la UAA, procedimiento similar al constitucional, lo que supone es una vía democrática puesto que llegaría quien obtiene la mayor votación, sin embargo, la última palabra la tiene un grupo de notables, lo que ha provocado en otros procesos el malestar de la comunidad universitaria.

Lo anterior de ninguna manera es exclusivo de la UAA, puesto que en la elección del nuevo director de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), efectuada en la segunda semana de este mes, estudiantes, profesores y trabajadores eligieron a Hertino Avilés, con 572 votos, en segundo lugar quedó Rubén Toledo con 374, Carlota Olivia de las Casas, con 184 y Eduardo Oliva, con 80 papeletas. Avilés ganó, pero el Consejo Universitario determinó que ahora los candidatos deben someterse a un análisis, en que se tomará en cuenta trayectoria, experiencia, currículo e investigación, entre otros aspectos, lo que obliga a preguntarse ¿entonces para qué se llevó a cabo la elección?

AVIZORAN PROTESTAS

Ser aficionado al futbol y mantener la mirada en el espacio político le permite a un amigo advertir que en breve se culpará al gobierno que la fecha en que jugará su primer partido la Selección Mexicana en la Copa América 2016, contra Uruguay, será el 5 de junio, día en que habrá elecciones en 12 estados de la República. Considera que algunos institutos políticos y sus candidatos lo tomarán como tema de campaña para exigir que se cambie la jornada futbolera, sólo que esto depende de la organización internacional que lleva a cabo el evento, en el que participan 16 selecciones del Continente Americano, que por primera vez se jugará en Estados Unidos en 10 ciudades a partir del 3 de junio. En las ocasiones que se han dado estas coincidencias se ha afirmado que un partido de esta naturaleza provoca una baja asistencia de electores, lo que beneficia al partido en el poder, sin embargo, con o sin espectáculos ajenos a la política de cualquier manera la votación apenas rebasa el 50%, pero es un buen pretexto para quienes se pasan más tiempo en la hamaca y por lo mismo no pueden esperar mayor apoyo que el tradicional.