Luego de peliculesca persecución, oficiales de la Policía Estatal lograron capturar a un ladrón de vehículos. Ya iba de “gane” con la camioneta que recién había robado.
Los hechos se suscitaron en el municipio de Jesús María. El dueño del vehículo se dio cuenta del robo y su reporte fue oportuno. Dio aviso a la policía y aunque el responsable intentó burlar a los oficiales, a final de cuentas lograron cerrarle el paso.
En el informe proporcionado por la Secretaría de Seguridad Pública del Estado se precisa que el indiciado responde al nombre de Iván “N” “N”, de 21 años de edad. Tiene su domicilio en avenida Independencia, fraccionamiento Trojes de Alonso.
Ayer, el acusado logró apoderarse de una camioneta Nissan color gris, pick up, con placas AE-77833. Dicho vehículo se encontraba estacionado sobre la privada Ibarra, en la comunidad de Maravillas, Jesús María.
Una vez a bordo, de inmediato la puso en marcha y emprendió la fuga. Mas no pasó desapercibido. El dueño de la pick up se dio cuenta del ilícito y lo más pronto que pudo llamó a la Policía Estatal. Varias unidades se sumaron al operativo; primero de búsqueda y luego a la persecución.
Cuando el joven acusado percibió la presencia de las patrullas, lejos de frenar la marcha insistió en escapar. Fueron minutos de tensión al máximo porque la persecución podía derivar en un accidente.
El  llamado Iván logró llegar a la esquina del boulevard Guadalupe y calle Rosas, en la comunidad denominada Corral de Barrancos. En ese punto se presentó la oportunidad que esperaban los oficiales y le cerraron el paso. Lo acorralaron de tal forma que ya no pudo avanzar hacia delante, ni en reversa. Tampoco pudo correr.
Le ordenaron que ya no opusiera más resistencia y descendiera de la camioneta. Así lo hizo. Como era de esperarse, no acreditó propiedad y tampoco justificó la posesión. Camioneta y presunto responsable quedaron a disposición de la autoridad ministerial, instancia que habrá de dar seguimiento a las investigaciones.