LOS ÁNGELES, E.U.- A diferencia de su carrera actoral, Ben Affleck ha cautivado a la crítica con todos sus trabajos como director.
Las cuatro películas que ha dirigido hasta el momento (“Desapareció Una Noche”, “Atracción Peligrosa”, “Argo” y “Live by Night”), admite, tienen un común denominador que son dramas en los que el crimen y el engaño permean a sus personajes y sus entornos.
“No sé qué tiene el crimen que me atrae tanto”, menciona, entre risas. “Pero es muy claro que hay mucho drama en el comportamiento de los bandidos. Esta gente siempre rompe las reglas, las tradiciones y se desafía… y eso me atrae”.
Es por esta afición que en su más reciente filme como actor, “El Contador”, dirigido por Gavin O’Connor (“La Última Pelea”), Affleck encarna a un peculiar contador que padece Síndrome de Asperger, lo que no le impide llevar una doble vida para colaborar con organizaciones criminales.
“Por eso, en esta película, es inherente que tenga una buena dosis del drama que encierra la vida de mi personaje (Christian Wolff), afirma el actor.
Con un reparto espectacular (J.K. Simmons, Anna Kendrick, John Bernthal, John Lithgow y otros más), Affleck, de 44 años, está consciente de ser parte de un proyecto que va más allá de costosas escenas de explosiones y efectos especiales.
Precisamente, gracias al imponente físico que ha desarrollado (bíceps de 43 centímetros y pecho de 112) para caracterizar a El Hombre Murciélago, pudo realizar sus tomas sin dobles de acción de este filme próximo a estrenarse en México.
“Tuve que practicar con cinco personas las coreografías de las escenas de acción y peleas. Sólo tuve que mantenerme en buena forma, pues las artes marciales que se ven son únicas. No hubo nada de efectos imposibles”, afirma.
Su agenda como director está abultada para los próximos meses, pues prepara el rodaje de “The Batman” y debe dedicar tiempo a la promoción de “Live by Night”, cuyo estreno en Estados Unidos está programado para el próximo año.
La trama, que también protagoniza, aborda la vida de una pandilla que se dedica al tráfico de alcohol en plena época de la prohibición en EU.
Por si fuera poco, está próximo a arrancar la filmación de “La Liga de la Justicia”, en la cual, destaca, siempre está dispuesto a complacer al gran público.
“Estoy a días de irme a Islandia para filmarla. Este tipo de producciones hacen al público feliz. Es genial poder ver sus reacciones y siempre interesante saber sus opiniones pues, al final, de eso se trata esta industria”, concluyó. (Manuel Tejeda/Agencia Reforma)