Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 21-Oct .- La Suprema Corte de Justicia atrajo la revisión de un amparo para establecer si las determinaciones de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) pueden ser impugnadas judicialmente.
La segunda sala atrajo el pasado miércoles el amparo promovido por María de la Luz Gregorio Santos, una mujer que se dedica a labores de limpieza en un restaurante, para cuestionar la constitucionalidad del salario mínimo general diario durante 2016, fijado por la Conasami en 73.04 pesos.
La quejosa alega que ese monto viola tratados internacionales y el artículo 123 de la Constitución, que señala que “los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural, y para proveer a la educación obligatoria de los hijos”.
Al atraer el recurso de revisión, los ministros aclararon que no se pronunciarán sobre el monto específico del salario mínimo, sino únicamente sobre la naturaleza de las resoluciones de la Conasami, es decir, sin son actos de autoridad que los ciudadanos pueden combatir por medio del amparo.
La Corte también busca establecer si los acuerdos que fijan el salario mínimo causan perjuicio a los asalariados por su sola entrada en vigor, o si para promover un amparo es necesario acreditar un acto de aplicación, es decir, probar al juez respectivo que se percibe dicho salario.
Joel Ojeda Romo, Juez Sexto de Distrito en Materia de Trabajo, desechó en primera instancia el amparo, por considerar que fue presentado de manera extemporánea.