Misterioso atraco se registró en una agencia automotriz ubicada en la zona norte. Desapareció flamante camioneta valuada en medio millón de pesos y una pantalla. El vigilante que estuvo de guardia en la noche, tampoco aparece. Hasta el momento se desconoce si está implicado y anda prófugo, o si los hampones lo privaron de la libertad. El asunto ya es investigado por la autoridad ministerial.
Los hechos se suscitaron en la agencia dedicada a la venta de vehículos Mazda, ubicada en la salida a Zacatecas y segundo anillo.
La noche del pasado jueves, el vigilante desaparecido inició su turno de manera normal. En apariencia todo transcurrió sin novedad porque en la empresa de seguridad privada no recibieron reportes o llamados de emergencia. Mas no fue así.
Ayer, aproximadamente a la una de la tarde, al lugar arribó otro de los vigilantes. No laboraron los empleados en la agencia pero los guardias sí. El que llegó empezó a tocar para que su compañero, a quien iba a relevar, le abriese. Nada. No hubo respuesta a los insistentes llamados.
El guardia optó por dar aviso a su jefe inmediato. Para ese momento ya se sospechaba que había ocurrido algo anormal. Ingresaron a la agencia y en vano buscaron al compañero. Simple y sencillamente no estaba.
Continuaron revisando y entonces detectaron que faltaba lujosa y flamante camioneta valuada en medio millón de pesos. Y tampoco estaba la pantalla de televisión. Se dio parte a los directivos de la empresa y después acudieron a denunciar los hechos en la agencia del Ministerio Público.
Hasta anoche, aún nada se sabía del paradero del guardia privado. De la camioneta y la pantalla, tampoco.