Los Rojinegros del Atlas y los Rayos del Necaxa aburrieron en un sórdido partido disputado esta noche en el Estadio Jalisco al empatar a cero goles en un duelo donde Atlas no pudo y Necaxa no quiso.
El primer lapso tuvo muy poco para rescatar futbolísticamente, y menos qué recordar en la tribuna.
Los primeros 45 minutos se vieron caracterizados por más patadas y menos futbol. Las fricciones en el primer lapso, permitidas por el árbitro central, Miguel Ángel Flores, derivaron en varias tarjetas amarillas por parte de los dos conjuntos.
En el segundo tiempo, ambos equipos mostraron un poco más de determinación, sin que alcanzara del todo para marcar diferencias en el marcador.
Un disparo de Jairo González por parte de Necaxa, en pelota detenida, así como un zurdazo de Daniel Arreola desde las afueras del área, fue lo único rescatable en la segunda mitad.
Por su parte, Marcos González fue expulsado por Necaxa al minuto 89 por una entrada fuerte cerca de la mitad de la cancha.