Analine Cedillo 
Agencia Reforma

Antes y durante el vuelo, sigue estas recomendaciones y sácale la vuelta a la gripe y otras posibles enfermedades respiratorias:
La poca humedad dentro de la cabina del avión reseca las vías respiratorias y disminuye la resistencia natural que tiene el ser humano contra las infecciones, facilitando, por ejemplo, contraer gripe. Una alternativa para crear una atmósfera más pura es usar un filtro personal y portátil, como el Ultra-Miniature Air Supply.
La temperatura del avión también es un factor que puede hacerte sentir resfriado. La recomendación es llevar siempre un suéter ligero y un foulard en el equipaje de mano para mantenerte abrigado.
Lo seco de la cabina deshidrata el cuerpo, lo cual aumenta el riesgo cardiovascular o circulatorio. Compra mínimo una botella de agua, una vez que pases los filtros de seguridad y solicita durante el vuelo un vaso de agua cada 4 o 6.
Evita bebidas cafeinadas y consumir más de una copa de bebidas alcohólicas.