Staff
Agencia Reforma

REYNOSA, Tamaulipas 13-Mar .- El crimen organizado despertó a esta ciudad fronteriza con una violenta respuesta a un operativo de fuerzas federales –supuestamente para capturar a un cabecilla–, que dejó nueve sicarios muertos y al menos cuatro horas de balaceras y bloqueos.
“El operativo se activó a las 04:30 horas y derivó en un primer enfrentamiento entre integrantes del grupo delincuencial y personal del Ejército”, informó el Grupo de Coordinación Tamaulipas (GCT), que aglutina las fuerzas del orden.
El choque, precisó el GCT, se dio en el Viaducto Reynosa, cerca de la Autopista a Monterrey, donde fueron abatidos cuatro pistoleros en una camioneta.
El Grupo precisó que los otros cinco pistoleros fueron abatidos en el rancho “El Queretano”, en la Brecha del Becerro, a unos kilómetros del primer enfrentamiento.
Fuentes de seguridad aseguraron que la Marina buscaba detener a Juan Manuel Loza Salinas, “El Toro”, jefe de plaza del Cártel del Golfo, quien habría resultado herido, pero no fue capturado.
Tras los enfrentamientos, se registraron varios bloqueos de vialidades con vehículos que fueron despojados a sus propietarios e incendiados para obstaculizar a los militares y policías.