Atenta Invitación

David Reynoso Rivera Río

Bienvenidos sean todos ustedes, mis queridos lectores, a esta primera edición del año en este espacio SAPIENS IUVENTUS. Como lo he mencionado anteriormente, prometo poner todo mi empeño, a efecto de que sea un año nutrido de apasionantes temas que generen el debate y la reflexión.
Hace un par de días se publicó en el prestigiado diario internacional El País un texto titulado “Los líderes que queremos” por Xavier Vidal-Folch. Tras leer el contenido, llegó a mi mente la idea de hacer un par de reflexiones tomando como base la lectura y agregando un par de ideas surgidas a raíz de ello.
En cumplimiento a uno de nuestros principales deberes como ciudadanos, considero que debemos estar atentos en estos meses a los diversos procesos internos que lleven a cabo los partidos políticos en la entidad, para la selección de candidatos a gobernador, presidentes municipales y sus respectivas planillas de regidores y síndicos al igual que los candidatos a diputados locales.
Coincido plenamente con el mencionado texto en que la humanidad siempre ha necesitado líderes y estos líderes que necesitamos hoy en día, no son quizá ni gloriosos, ni carismáticos o acostumbran poner sus nombres en cada espectacular disponible, pero sí cuentan con otras características que valen muchísimo más, las cuales tanto la ciudadanía como los partidos políticos deberán ponderar al momento de seleccionar a sus mejores hombres.
Recordemos que los fines de la democracia deben conducir a la dignificación de la política, por lo que esto debe implicar el dejar de hacer de ella únicamente un concurso de popularidad, fotografías editadas o participación en redes sociales por individuos que intentan hacerse pasar por los servidores públicos y lograr convertirla en un verdadero oficio. Diariamente escuchamos y leemos en infinidad de medios todo tipo de reproches hacia nuestra clase política, por lo que quisiera dejar en el tintero mi breve reflexión para estas decisivas semanas:
Si queremos dejar de quejarnos por la mediocridad de algunos perfiles en nuestra clase política, debemos entonces apoyar perfiles que representen el conocimiento, la honestidad y experiencia. Perfiles que garanticen que tanto nuestra bellísima ciudad como nuestro encomiable Estado continúen con esos grandes estándares de gobernabilidad, paz y tranquilidad para que sin importar el partido político el gran triunfador siga siendo Aguascalientes.
Por ahora sólo me queda realizarles una atenta invitación a seguir de cerca estos fascinantes procesos y a involucrarse como ciudadanos en todas las tareas que conlleva participar en el proceso electoral.

Correo: davidreynoso40@hotmail.com
Twitter: @davidrrr