Rueda de prensa 02El Juzgado Tercero de Distrito, denegó la petición de la suspensión definitiva de los cortes de agua domiciliarios y en el caso de la dotación de agua a las escuelas y hospitales, les concedió la suspensión, supeditada al depósito de cinco meses de facturación, es decir, de aproximadamente cinco millones, ya que la concesionaria argumenta que los nosocomios y planteles públicos facturan mensualmente un millón de pesos por el servicio. Con el importe de esos cinco meses de facturación, en caso de que la sentencia definitiva no les sea favorable, de ahí se restituya a las escuelas y los hospitales lo que hayan pagado en este tiempo que está en proceso la demanda; además, la empresa también acudió al Tribunal Colegiado de Circuito, del que se espera sentencia definitiva, informó el diputado J. Jesús Rangel de Lira, presidente de la Comisión de Recursos Hidráulicos del Congreso.