Acusa el virtual ganador de la alcaldía de Cosío por la vía independiente a partidos de ponerle obstáculos en el camino.
La fórmula para vencer a las maquinarias electoras del PRI y PAN, es recuperar la confianza de los ciudadanos mediante la sensibilización y concientización de su participación a través de su inclusión en los proyectos políticos, afirmó el candidato electo por la vía independiente al municipio de Cosío, Juan Manuel Villalpando Adame.
“La sociedad está muy desanimada, su autoestima está por los suelos, porque así nos quieren tener, pero hay que darle su importancia, en nuestra campaña se les dijo que valen mucho, los colores de nuestra campaña fueron el oro por el valor como persona, la plata como brillo de nuestras acciones y la responsabilidad, y el cobre por la raza brava de Cosío”.
Villalpando Adame afirmó que los partidos no esperaban la derrota, y han emprendido ataques y señalamientos difamatorios con la intención de opacar el proyecto, como muestra de su desesperación; en ese sentido, afirmó que invitará a los regidores de los partidos políticos a no entorpecer su administración, dejando de lado que puedan sumarse a su proyecto, sino que trabajen en conjunto por el bienestar de la gente del municipio.
Reconoció que en este proceso tuvo la intención de contender por un partido político, pero las reglas de paridad de género impidieron que pudiera consolidar su candidatura, y fue impulsado por sus compañeros de proyecto para continuar la búsqueda de la presidencia como independiente.
Señaló que nunca ha tenido militancia partidista, como lo establece el Código Electoral local, pero se dijo dispuesto a trabajar de la mano con el próximo gobierno estatal, y la federación para lograr que la administración tenga los resultados que espera la población.
El candidato electo señaló que dentro de las problemáticas por atender, se encuentra el tema de la seguridad pública y los perjuicios que ha generado la implementación del Mando Único en los municipios del interior, ante la falta de recursos materiales y elementos policíacos.
Advirtió que el municipio, con población de más de 15,900 habitantes, es vigilado con sólo siete policías por turno y sólo tienen dos patrullas para la corporación municipal, mientras que otras dos son utilizadas por el Mando Único fuera del territorio municipal.
Refirió que los municipios se han visto desfavorecidos porque no reciben recursos para seguridad pública, se carece de uniformes e incentivos para los elementos, mientras que la vigilancia de convoyes del Mando Único en el municipio es esporádica.