En el municipio de Jesús María, un comando de sicarios atacó con rifle de asalto AR-15 a dos policías preventivos.
Milagrosamente, los policías preventivos municipales de Jesús María resultaron ilesos, al esconderse entre unos matorrales.
Lo anterior provocó una impresionante movilización policiaca en la que incluso participó el helicóptero “Águila Uno” de la Policía Estatal.
A pesar del fuerte despliegue policiaco, no se logró ubicar a los sicarios.
Los violentos hechos se registraron aproximadamente a las 15:00 horas del martes, cuando dos policías preventivos de Jesús María realizaban un recorrido de vigilancia a bordo de la patrulla 0643-B1.
Al desplazarse por la carretera estatal No. 97 y entronque con la carretera estatal No. 18 que conduce a la colonia Nueva, en Jesús María, se toparon de frente con un automóvil Honda Civic, color blanco, en el cual viajaban cuatro hombres.
Al momento en que el coche pasó frente a la patrulla, los policías preventivos se percataron que los tripulantes de dicha unidad automotriz se comportaban en actitud sospechosa, motivo por el cual decidieron dar vuelta en “U” para tratar de investigarlos.
Sin embargo, cuando el conductor del coche Honda Civic se percató que lo seguía la unidad policiaca, aceleró por el camino de terracería y levantó mucho polvo, lo que provocó que perdieran visibilidad los policías preventivos de Jesús María.
Cuando el polvo se fue extendiendo, los oficiales de la DGSPM de Jesús María se dieron cuenta de que el automóvil blanco ya estaba frente a ellos y bajaban los cuatro sujetos, quienes comenzaron dispararles con rifles de asalto AR-15.
Los dos policías preventivos de Jesús María repelieron la agresión con sus pistolas de cargo y en esos momentos se percataron que detrás de ellos se aproximaba a gran velocidad una camioneta en color negro.
Al verse rodeados, los oficiales decidieron correr y esconderse entre unos matorrales y en esos momentos escucharon que les disparaban ráfagas con rifles de asalto.
Instantes después salieron de su escondite pero ya no encontraron el coche y la camioneta, desconociéndose hacia dónde se dieron a la fuga.
A la escena de la balacera llegaron más tarde policías estatales, policías preventivos de Jesús María y Pabellón de Arteaga, así como agentes del Grupo Exterior “Jesús María” de la FGE.
De igual forma acudió personal de la Dirección de Investigación Pericial encabezado por un agente del Ministerio Público, quienes procesaron la escena y aseguraron siete casquillos percutidos calibre .223 para rifle de asalto AR-15.