Evlyn Cervantes
Agencia Reforma

Las personas que duermen menos de cinco horas por noche durante un año tienen hasta 3.5 veces más riesgo de desarrollar diabetes mellitus tipo dos y además, quienes tienen insomnio son 45 por ciento más propensos a padecer un infarto o ataque al corazón.
A propósito del Día Mundial del Sueño, que se conmemora el próximo 17 de marzo, Alejandro Jiménez Genchi, médico psiquiatra y coordinador de la Clínica del Sueño del Instituto Nacional de Psiquiatría, alertó que el insomnio puede causar otras enfermedades como diabetes y es un factor de riesgo para presentar infartos y problemas de obesidad.
“Las personas que duermen menos responden también menos a la insulina entonces la regulación de la glucosa se altera debido a la reducción de las horas del sueño; por eso, las personas con insomnio tienen más riesgo de desarrollar diabetes y las que ya tienen diabetes, al tener insomnio no tienen una buena regulación de la glucosa.
“Además, la probabilidad de tener un infarto al miocardio es del 45 por ciento en una persona que tiene insomnio porque tienen alteraciones en el sistema nervioso simpático que regula la frecuencia del corazón”, afirmó.
De acuerdo con el especialista, el insomnio no consiste únicamente en no poder dormir, sino puede ser una manifestación de otros problemas de salud.
En base a estudios realizados, indicó, los trastornos del sueño son considerados un problema de salud en México que afecta al 40 por ciento de la población pero sólo cinco por ciento de quienes los padecen consultan a un especialista.
Lo anterior, abundó, deriva en una falta de atención a los problemas de sueño que a su vez, también es factor de riesgo para otros padecimientos como la depresión, ansiedad, asma, artrosis, fibromalgia, cefalea y artritis.
“Una persona con un mal dormir persistente va tener una alta probabilidad a enfermedades como hipertensión arterial, diabetes, enfermedades cardiovasculares y a trastornos psiquiátricos.
“Hay que recordar que las personas con insomnio están viviendo con las consecuencias del mal dormir, no rinden bien en el trabajo y a nivel fisiológico presentan alteraciones en el sistema nervioso”, agregó.
Las personas pueden reconocer que tienen insomnio, explicó, si al menos tres noches a la semana tienen problemas para iniciar el dormir, para mantener el sueño y reportan despertares prematuros.
En caso de reconocer alguno de estos síntomas, el especialista recomendó acudir a consulta médica para iniciar tratamiento.
Para favorecer la detección oportuna de trastornos del sueño, María Teresa García, gerente médico de marketing de Sanofi, informó que esa empresa actualmente lleva a cabo una campaña de concientización con médicos con el propósito de que el paciente reciba tratamiento para tratar el insomnio como una enfermedad.