El gobernador Carlos Lozano de la Torre asistió a la segunda reunión del Grupo de Coordinación Regional de la Zona Occidente, encabezada por el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, quien manifestó que con los mecanismos de coordinación regional implementados en la reforma educativa, es una realidad avanzar y medir el alcance de la transformación hacia la educación del siglo XXI.
En San Juan del Río, Querétaro, acompañados del mandatario anfitrión, Francisco Domínguez Servién; del de Colima, José Ignacio Peralta Sánchez; de Miguel Márquez Márquez, de Guanajuato; de Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, de Jalisco y de Silvano Aureoles Conejo, de Michoacán, Lozano de la Torre señaló que el federalismo educativo que se ha impulsado con la reforma educativa tiene el propósito de consolidarse mediante cinco ejes rectores, los cuales están formando la educación de calidad que todos los mexicanos merecen.
El titular de la SEP, recordó que se avanza en dos definiciones importantes en materia de federalismo educativo, que son la firma del acuerdo ‘Escuelas al 100’, y la decisión unánime de dividir al país en cinco regiones con el fin de enfrentarse de manera precisa a los diversos retos que cada una guarde.
Detalló que entre los principales objetivos de la reforma educativa se tienen cinco grandes puntos, los cuales se trabajaron y revisaron en esta segunda reunión regional y son los siguientes: la recuperación de la rectoría del Estado en materia educativa, con el fin de seguir desterrando las prácticas impositivas que se tenían en beneficio de unos cuantos.
El nuevo modelo de escuelas en México, con una organización más eficaz dando mayor autonomía de gestión, que permita un aprovechamiento más eficaz de la jornada escolar, así mismo con la transformación de la infraestructura de las escuelas; otra transformación es la profesionalización de los maestros, a través de evaluaciones, capacitaciones y formación continua.
Otro tema que se analizó en la reunión es la ruta para la transformación de los planes y programas de estudios, revisando contenidos y la pedagogía del siglo XXI, y finalmente toda la transformación que permita que estos cambios lleguen a todo México, con un sistema educativo más inclusivo, incluyente y justo.
Nuño Mayer hizo un reconocimiento al compromiso de los gobernadores, quienes han hecho estos objetivos de la reforma una prioridad suya, lo que ha permitido tener este mecanismo que a través del diálogo, de la coordinación y del esfuerzo conjunto da un avance mucho mayor y que sin duda abre pasos sin precedentes en muchos aspectos del federalismo educativo.